SOCIEDAD › PADRES Y MAESTROS ORGANIZARON UN ABRAZO EN RECHAZO DE UN CONVENIO DE EDUCACIóN CON EL TEATRO

Los desembarcos del Colón no generan simpatías

La Fundación Teatro Colón firmó un acuerdo con el ministerio que conduce Esteban Bullrich para utilizar instalaciones de una escuela para ensayos y clases de danza. Padres y docentes advierten sobre una posible “usurpación de espacios”.

 Por Eduardo Videla

Así como el almirante Colón puso sus pies sobre las Antillas hace unos cuantos años, así la Fundación Teatro Colón desembarcó en el histórico edificio de la Escuela Nº 7 Presidente Roca, ubicada justo enfrente del gran coliseo porteño. Primero, con una docena de alumnos del Instituto Superior de Arte que depende del teatro, y luego con una inminente obra para reformar el salón de actos y dos aulas, para uso compartido entre la escuela y el Colón. La comunidad escolar vio esa llegada como una suerte de “usurpación de espacios” que les pertenecen, sobre todo porque se hizo de manera inconsulta, según denuncian. Desde el Ministerio de Educación porteño explican que los alumnos de la escuela se beneficiarán con las reformas, y con la llegada de actividades del teatro. Pero padres y docentes creen que les están ofreciendo espejitos de colores y por eso convocaron para hoy a un abrazo al edificio escolar. El Area de Derecho a la Educación de la Defensoría del Pueblo inició una actuación para pedir informes y la Legislatura porteña aprobó por unanimidad un proyecto en igual sentido presentado por la diputada Delia Bisutti.

“No al abandono del patrimonio histórico”, dice una de las consignas del abrazo convocado para hoy a las 16.30, poco después de la salida de los escolares, en el edificio de Libertad 581, que ocupa una manzana. Padres y docentes se espantan de sólo leer el borrador del convenio que circuló por la escuela, en el cual se dice que “el Ministerio de Educación garantizará los siguientes espacios de la Escuela Roca para uso del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón (ISA): “dos aulas localizadas en el piso 2”, el “uso compartido del salón de actos” y “un aula en lugar a definir” más “un espacio que se pueda adaptar para el funcionamiento de la receptoría”.

Según confirmó a Página/12 la viceministra de Educación, Ana Ravaglia, hay un convenio firmado no con el Ministerio de Cultura sino con la Fundación Teatro Colón, una entidad privada sin fines de lucro que, aseguró la funcionaria, financiará las obras a realizar en la escuela. La fundación está presidida por Rodolfo Ceretti –un ex directivo de Ford Motors Argentina– y su comisión directiva se integra con nombres y apellidos de alcurnia: Nelly Arrieta de Blaquier (vicepresidenta segunda), María Taquini de Blaquier (prosecretaria), Alejandro Massot (titular de la comisión de comunicación) y Teresa Lanari de Bulgheroni (de la comisión de fiestas).

“Según los docentes y los padres, la directora de la escuela renunció el viernes pasado, al verse presionada por la inminente puesta en marcha de la cesión de espacio al Colón”, dijo a este diario Gustavo Lesbegueris, titular del Area Derecho a la Educación de la Defensoría.

“La semana pasada fueron arquitectos de Infraestructura Escolar a tomar medidas. La directora quiso hacer un acta para dejar constancia de esa visita, pero los arquitectos se negaron. Ante esa situación de presión y maltrato, presentó la renuncia”, agregó la legisladora Bisutti (Nuevo Encuentro).

La Escuela Roca es un establecimiento de nivel primario con orientación artística al que asisten unos 360 chicos, en jornada completa, de 8 a 16. Dice Ravaglia que, como se trata de una escuela con matrícula baja, “se incorporaron chicos de la Villa 31, que son transportados en micros”. En virtud del convenio con la Fundación, se incorporaron doce chicos del Instituto Superior de Arte del Colón que, en cambio, ingresan a las 10.30 y hacen una jornada simple. “Hubo que hacer una modificación en la currícula”, admite Ravaglia.

Para la funcionaria, el acuerdo con el Colón traería una serie de ventajas para los chicos del Roca. “Estamos elevando la calidad de una escuela intensificada en arte: los chicos tendrían acceso a ensayos del Instituto Superior”, argumentó Ravaglia.

En cambio, Bisutti sostiene que el Instituto Superior de Arte del Colón “perdió su espacio en el teatro con el inicio de la reforma, pero no lo recuperó con su reinauguración, en 2010, ya que al parecer no está contemplado en el Plan Maestro y desde hace años alquila un espacio que es insuficiente, suscribe convenios con escuelas de danza de la ciudad y busca un lugar donde sus estudiantes puedan hacer ensayos”. En esa búsqueda, el salón de actos del Roca, ubicado justo frente al teatro, se convirtió en un espacio codiciado.

El pedido de informes sancionado el 14 de junio último por la Legislatura pregunta a las autoridades educativas “cuáles fueron los criterios pedagógicos para los cambios de horarios de la currícula de la Escuela 7, y si esos cambios fueron informados a las familias”. También consulta “si se evaluó si existían en la escuela espacios ociosos para cederlos con uso exclusivo al Instituto Superior de Arte del Colón, ya que la escuela no posee biblioteca desde que las supervisiones de nivel inicial y primario funcionan allí”.

Los padres llevaron su denuncia a la Defensoría del Pueblo, que esta semana inició una actuación para pedir informes sobre “el plan de obras proyectado para ese establecimiento” y preguntar “si se consensuó con la comunidad escolar la modificación que se analiza”.

Las preguntas dan cuenta de la falta de información que caracterizó la movida, como si padres y maestros no merecieran enterarse de la propuesta hasta que esté concretada. Sin embargo, Ravaglia se mostró “sorprendida por las decisiones que tomó la comunidad escolar, porque acá no hay privatización ni cierre de cursos ni se afecta a los docentes”.

“No a la usurpación de espacios por parte de la Fundación Teatro Colón”, dice otra de las consignas del abrazo, al que adhirió el gremio UTE-Ctera. Por las dudas, Alicia Portillo, de la Cooperadora de la Escuela Roca, aclara: “No estamos discriminando a los chicos del Colón, estamos defendiendo nuestro espacio”.

Compartir: 

Twitter
 

El edificio histórico de la Escuela Roca, con espacios codiciados por la Fundación Teatro Colón, una asociación de apellidos notables.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.