SOCIEDAD › EL MINISTERIO DE SEGURIDAD IMPLEMENTó UNA NUEVA ESTRATEGIA CONTRA LOS ROBOS EN EDIFICIOS

Policías de civil contra los escruches

Las llaman “brigadas de observación” y recorren diversas zonas de la Ciudad desde hace unas semanas. Vigilan posibles ingresos de ladrones a edificios. También se pusieron en circulación 70 autos identificados como del ministerio con tres agentes cada uno.

En la ciudad de Buenos Aires, se redujeron a la mitad los robos a edificios en comparación con las cifras de 2011, mientras que, en los últimos cuatro meses, fueron detenidos 450 narcotraficantes en el país. Así lo aseguró el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien señaló, además, que, en gran medida, la magnitud de esas cifras se debió a la función de las “brigadas de observación”. Fuentes del Ministerio de Seguridad ratificaron que esas brigadas operan desde hace algunas semanas, lo hacen no uniformadas sino de civil, y sus tareas se complementan con las de “el dispositivo prevencional formado por 70 vehículos” identificados como pertenecientes al ministerio, en cada uno de los cuales patrullan tres efectivos.

El secretario Berni convocó a una conferencia de prensa para informar sobre la detención de tres personas, todas de ciudadanía peruana, que se disponían a robar un departamento. “Un alerta temprana de un vecino permitió detener a una banda que se dedicaba al robo de departamentos en ausencia de sus moradores, ésta es la modalidad que estamos viendo todos los días en televisión”, señaló. Los detenidos tenían en su poder “mucho dinero” y alhajas. Tras las detenciones, agregó, los policías están “haciendo todos los cruces para dar con dos o tres más que oficiaban de campana a una o dos cuadras del lugar” y lograron huir. “Se hace dificultoso apresar a estas bandas, pero, a partir de las operaciones tácticas que estamos llevando adelante con la Policía Federal, el gran empleo de nuevos móviles, y muchísima presencia policial de civil pudimos visualizar en forma temprana estos movimientos”, explicó.

El funcionario detalló que se trata de “bandas que tienen una gran flexibilidad de trabajo y que se van moviendo porque hacen la inteligencia en cuanto a la ausencia de los moradores, aprovechan y van testeando el momento y el lugar y así van actuando”.

Berni explicó que en la prevención de este tipo de robos premeditados a departamentos se abocan las “brigadas de observación”, compuestas por oficiales de policía no uniformados sino de civil, de ambos sexos. Los “observadores civiles” cuentan con ventaja por sobre los oficiales uniformados, porque “este delito tiene como modalidad la ‘campana’, que fundamentalmente son mujeres que pasan muy desapercibidas en la calle”. “Entran a un edificio y ni siquiera son percibidos por los encargados, por los vecinos, entonces son muy profesionales en la forma de actuar y donde ven la mínima presencia policial se van. Hoy con un simple teléfono avisan, entonces estamos desplegando muchísima capacidad operativa de civil”, explicó.

Fuentes del Ministerio de Seguridad informaron a este diario que, por razones operativas las autoridades no pueden “revelar la cantidad ni la distribución geográfica” de esos “observadores civiles”. “El secreto de su eficacia es, precisamente, no revelar esos datos”, señalaron. Los agentes abocados a operativos de prevención en esas condiciones “complementan las tareas del dispositivo que se instaló con las brigadas preventivas de 70 patrulleros, identificados con ploteos que los sindican como del Ministerio de Seguridad”.

Los “observadores civiles” se encuentran “instalados de manera sutil” en distintos puntos geográficos “desde hace al menos un par de meses”, y no permanecen de manera estable en un mismo lugar, sino que son “móviles”. Sus tareas no tienen fecha de finalización, porque “como los demás dispositivos de prevención, van acompañando la evolución del escenario del delito y la violencia”, con lo cual sus destinos van dependiendo de los resultados de monitoreos “permanentes” que configuran mapas del delito.

En su conferencia de prensa, Berni señaló que en agosto del año pasado se registraron en total 510 robos en ausencia de sus moradores, mientras que en el mismo mes de este año la cifra es de 250. “Hay algunos (ladrones) que han entrado a la policía casi diez veces, entonces estamos trabajando para aceitar mejor esos mecanismos”, detalló, antes de subrayar que cómo evitar que eso se repita “es una respuesta que tiene que dar la Justicia”. Sin embargo, el secretario de Seguridad aseguró que el ministerio dispone de “todos los elementos materiales, todos los elementos humanos puestos en la calle, toda la capacidad operativa táctica, la cual ajustamos a los informes de la criminología todos los días, así que estamos confiados en que vamos a terminar con esta bandas”.

Por otra parte, Berni advirtió que en los últimos cuatro meses fueron detenidos y puestos a disposición de la Justicia “450 narcotraficantes”, ya que es “política de Estado dar un golpe fuerte al narcotráfico”. Es fundamental para la gestión de seguridad, aclaró, porque “sabemos la vinculación que existe entre la droga, la violencia y el delito”. En ese sentido, informó que las tareas policiales se realizan “fundamentalmente en la zona sur de Buenos Aires, donde por las características geográficas la Villa Zavaleta y la 21-24 son la guarida perfecta para gran cantidad de delincuentes”.

Compartir: 

Twitter
 

La policía ahora tiene un grupo de vigilancia y “observación” que no viste uniforme, sino que se desplaza de civil para pasar desapercibido.
Imagen: Pablo Piovano
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.