SOCIEDAD › BUSCAN RASTROS DE LUCIANO ARRUGA

En la seccional

Utilizarán un geo-radar para determinar si hubo movimientos de tierra. La búsqueda había sido pedida hace un año y medio.

 Por Emilio Ruchansky

La fiscalía que instruye la búsqueda de Luciano Arruga ordenó ayer una serie de estudios para descartar que el joven, desaparecido hace casi cuatro años, haya sido enterrado en un destacamento de Lomas del Mirador, en La Matanza. Además intentarán levantar allí rastros de Arruga, si los hubiera aún. “Estuvo trabajando un equipo de antropólogos de la Universidad de La Plata, que marcaron algunas zonas a revisar el próximo jueves”, informó a este diario el fiscal Carlos Arribas. La medida fue solicitada hace un año y medio por los abogados de los particulares damnificados para conseguir pistas sobre el destino del cuerpo, ya que se cree que fue asesinado y desaparecido por policías en ese destacamento. “Es un paso que había que dar, pero sabemos que se podrían levantar rastros si se hacía como tarde dos meses después de la desaparición”, comentó Rosaura Barle-tta, del Espacio de Familiares y Amigos de Luciano Arruga.

La recorrida de los peritos oficiales y de parte se hizo durante la mañana en la calle Comisionado José Indart 106. Allí funcionaba el destacamento donde estuvo detenido ilegalmente, y varias veces, Arruga, quien tenía 16 años al momento de su desaparición, el 31 de enero de 2009. En el pequeño patio que da al frente, ayer podían verse tres zonas delimitadas con cintas y, según confirmó el fiscal Arribas, otras tantas fueron dispuestas en un patio trasero, más grande, donde se revisaría con más ahínco, utilizando un geo-radar para detectar si se removió tierra en algún sitio.

“Para poder utilizar el geo-radar hay que seguir una serie de trámites, porque el aparato pertenece al Ministerio de Seguridad de la Nación. Probablemente esté disponible para el jueves, ese día vamos a desmalezar varias partes del destacamento para utilizar esa máquina”, explicó Arribas. El cuerpo de Arruga, agregó, fue buscado por integrantes de Gendarmería Nacional con el mismo aparato hace un año, en un predio sobre la Ruta 3 y San Martín, en el Monte Dorrego, partido de La Matanza. “Estamos esperando los informes finales del geo-radar para ver si se excava ahí o no”, dijo el fiscal.

El 5 de enero pasado, el juez Gustavo Banco recaratuló el caso como “desaparición forzada” (antes era “averiguación de paradero”) y pidió el pase a un fuero federal. En aquella resolución se menciona que un testigo vio a Arruga en el destacamento de Lomas del Mirador el mismo día en que desapareció. Ayer, dos gendarmes custodiaban celosamente este modesto chalet. Un vecino comentó que los uniformados pasaron el invierno último dentro de una camioneta que de a poco fueron estacionando en el porche, “y hace unos meses se metieron directamente en el destacamento”.

Uno de los gendarmes confirmó que los peritos estuvieron buena parte de la mañana en el patio trasero, donde también hay una pequeña habitación. “No sé lo que hicieron porque ni a nosotros nos dejan entrar a ese patio”, aseguró. Las posibilidades de una excavación en el destacamento están sujetas al análisis del geo-radar. “Lo que se hizo por ahora fue sólo una demarcación”, dijo el fiscal, desechando las versiones periodísticas que aseguraban que ya se había comenzado a excavar el predio. Los familiares de Arruga no creen que el cuerpo del joven esté enterrado allí.

“Lo interesante es que estos peritajes dan lugar a otras medidas de prueba. Era una instancia que había que superar para que la Justicia descarte ese lugar y siga buscando. Y por otro lado, desde hace más de tres años que reclamamos a la municipalidad que nos ceda ese predio para acompañar a las víctimas de la violencia institucional. Y era necesario que se termine de inspeccionar a fondo. Esperemos que después el intendente nos dé las llaves de una vez”, dijo Barletta, del Espacio de Familiares y Amigos de Arruga.

[email protected]

Un acto por los cuatro años

El cuarto aniversario de la desaparición de Luciano Arruga será conmemorado con una serie de actividades, a pocos metros del destacamento de Lomas del Mirador, donde se sospecha que fue asesinado. El sábado 26 de enero, cinco días antes de la fecha a conmemorar, en el cruce de las avenidas Mosconi y San Martín, habrá murgas, juegos para chicos, bandas de música y charlas al aire libre, puestos de feria y también una radio abierta, como cada sábado, en el atrio del destacamento.

El cuarto aniversario se da en medio de algunos avances de las denuncias hechas en la causa, que tuvo un primer detenido, el oficial de la Policía Bonaerense Julio Torales, por las torturas infligidas a Arruga, cuatro meses antes de su desaparición. Durante los actos de conmemoración, familiares y amigos de Arruga insistirán en que ese destacamento sea un espacio para la memoria y sirva para contener y ayudar a las víctimas de la violencia institucional.

Compartir: 

Twitter
 

El destacamento de Lomas del Mirador, donde estuvo detenido Luciano.
Imagen: Dafne Gentinetta
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.