SOCIEDAD › ALBERTO PIEDRABUENA, MIEMBRO DEL TRIBUNAL QUE ABSOLVIO A TODOS LOS ACUSADOS

Otro juez del caso Marita Verón que renuncia

El juez Alberto Piedrabuena, uno de los tres integrantes de la Cámara Penal de Tucumán que absolvió a los trece acusados de la desaparición de Marita Verón, renunció ayer a su cargo.

Según el abogado de Susana Trimarco, José Luis Dantona, “el juez pretende eludir el jury de enjuiciamiento que analizará su destitución, pedido el pasado 3 de abril por la Comisión de Juicio Político de la Legislatura provincial”. Piedrabuena hizo la presentación ante el Poder Ejecutivo y la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, “en el marco del beneficio jubilatorio que le corresponde por edad y años aportados”, señaló Dantona. Además, “el juez busca poder ejercer como conjuez, en caso de subrogancia o apartamiento, una atribución que alcanza a los magistrados que se jubilan”, explicó el abogado de Trimarco.

En consonancia con los otros dos jueces de la sala II de la Cámara, Eduardo Romero Lascano y Emilio Hilera Molina, Piedrabuena “intenta eludir el juicio político” al que debe someterse.

Mientras Emilio Hilera Molina renunció en diciembre por su estado de salud, Romero Lascano logró una medida cautelar en su favor y Piedrabuena renunció para jubilarse. Luego de la decisión del gobierno de Tucumán de rechazar la renuncia de Emilio Hilera Molina, quien padece una enfermedad oncológica, el juez penal presentó un recurso de amparo ante la sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo que resolvió apartarlo provisoriamente del proceso de remoción. En su resolución, la Cámara ordenó al Poder Ejecutivo aceptar la renuncia del magistrado para que inicie los trámites de jubilación debido a su delicado estado de salud.

A su vez, a principios de abril y un día después de que se aprobara en la Legislatura de Tucumán el inicio de juicio político, el máximo tribunal provincial hizo lugar a una medida cautelar solicitada por Eduardo Romero Lascano. En su presentación, el juez impugnó los actos de integración del Jurado de Enjuiciamiento por parte del Poder Ejecutivo. Por su parte, el gobernador Alperovich consideró como una “aberración” la cautelar de la Corte al señalar que aplicó una traba “para que no se investigue qué es lo que pasó”.

Tras el polémico fallo absolutorio de los 13 imputados en el juicio por la desaparición de Marita que se desarrolló el año pasado y duró más de 10 meses, Trimarco denunció a los jueces integrantes del tribunal, que debían ir a juicio político.

Durante un seminario sobre trata de personas en Buenos Aires, Trimarco apuntó contra el Poder Judicial al remarcar que existen “más de 4000 víctimas rescatadas y nadie preso”.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Piedrabuena (centro) era el único que hasta ahora evitó renunciar.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared