EL MUNDO › NAPOLITANO LE SOLICITó AL VICESECRETARIO DEL PARTIDO DEMOCRáTICO QUE LIDERE LA FORMACIóN DEL GOBIERNO

Enrico Letta, premier encargado

Letta, de 46 años, tiene su experiencia en los meandros de la política italiana. Fue ministro en tres oportunidades y también parlamentario en la Unión Europea y en su país. Bersani había intentado sin éxito formar un gabinete.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Enrico Letta, vicesecretario del Partido Democrático (PD, centroizquierda), fue la persona designada ayer por el presidente de la República, Giorgio Napolitano, después de rápidas consultas con todos los partidos políticos, para formar el gobierno que el país espera desde las elecciones de febrero. Napolitano lo había anunciado el lunes, cuando asumió ante el Parlamento su segundo mandato. Dijo que no perdería más tiempo y a todos los partidos políticos les pidió responsabilidad para dar las respuestas que el país necesita con urgencia.

Letta, de 46 años, un “jovencito” en comparación con la edad media de los políticos italianos, tiene su experiencia en los meandros de la política italiana. Ha sido ministro en tres oportunidades y también parlamentario en la Unión Europea y en Italia. Aceptó el encargo “con reservas”, como corresponde en estos casos, hasta tanto pueda verificar si logra conformar un gabinete de ministros que consiga el visto bueno de la mayoría parlamentaria, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. Y se ha dado tiempo para eso hasta el domingo.

“Aun siendo joven, Letta ha acumulado una buena experiencia en cuestiones de gobierno”, aclaró el presidente Napolitano al dar a conocer el nombre del designado, tal vez elegido para dar idea de un cambio y de aires de juventud que tanto le hacen falta a la política italiana. “Siento una gran responsabilidad sobre mis hombros y la siento más pesada de la capacidad que tengo para llevarla. Pero me pongo a trabajar con determinación porque pienso que el país tiene necesidad de respuestas. Los italianos no pueden más de juegos y jueguitos de la política. Yo me comprometo ante ellos, con gran humildad y sentido de responsabilidad”, declaró Letta al aceptar el encargo.

Había en un principio tres candidatos para este puesto, después de que Pierluigi Bersani, ex secretario del PD, renunciara a su cargo, como toda la secretaría del partido, luego de los fracasos repetidos en la elección de un nuevo presidente de la República la semana pasada. Bersani, por otro lado, había intentado sin éxito formar un gobierno luego de las elecciones sin aliarse con el PDL y tirándole ganchos infructuosos al Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Beppe Grillo. Los tres candidatos eran Matteo Renzi, joven alcalde de Florencia al que muchos colocaban como favorito; Antonio Amato, un viejo señor de la política con una larga experiencia como primer ministro, y Letta.

Para algunos, ahora aparece claro que Napolitano quiere a toda costa tener un gobierno, porque el país lo necesita, aun presionando al PD, partido mayoritario en la Cámara de Diputados pero no en el Senado, a la alianza, con quien dijo que no se aliaría: el Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi. Esos mismos “algunos” creen que el primer ministro “encargado”, como se le llama en Italia hasta tanto consiga el beneplácito del Parlamento, cuenta con el visto bueno indirecto del partido de Berlusconi –por lo demás, Enrico Letta es sobrino de quien fuera el portavoz de Berlusconi durante todos sus años de gobierno, Gianni Letta–, y de Elección Civica, el partido centrista del primer ministro dimisionario Mario Monti. En consecuencia, en el gabinete podrían aparecer nombres no sólo del PD, sino del centroderecha y del centro. Y esto podría no gustar incluso dentro del propio PD, ya bastante dividido por los fracasos durante las votaciones por el presidente de la República.

La izquierda más radical, representada por Izquierda, Ecología y Libertad de Nichi Vendola, que hasta la semana pasada era el principal aliado del PD, ya dijo que no participará de ningún gobierno del que forme parte el PDL. Y probablemente, como el Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo, tampoco lo votará en el Parlamento. Estos últimos han dicho, sin embargo, que harán una “oposición constructiva”, aunque denuncian, por boca de su líder, la “matufia” electoral que ha llegado al máximo, dicen, al confiar el rol de primer ministro al “sobrino de Gianni Letta”, portavoz de Berlusconi. “Los Letta son una familia”, tituló el blog de Grillo, al presentar una foto en la que se ve al tío y al sobrino. Pero no sólo Grillo critica la designación de Letta. Algunos medios de prensa, en particular el prestigioso diario Il Fatto Quotidiano, apuntan a lo mismo, recordando que Enrico Letta, en una aparición pública el año pasado y luego en una entrevista con el diario Corriere della Sera de Milán, dijo que era preferible “que los votos fueran al PDL que perderlos con Grillo”.

En otras palabras, tal vez Letta pueda formar un gobierno, pero no está dicho que después de eso el ya debilitado Partido Democrático quede intacto.

Compartir: 

Twitter
 

Letta buscará armar un gabinete de ministros que consiga el visto bueno de la mayoría parlamentaria.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.