EL MUNDO › PIñERA DIJO QUE NO ESTá DISPUESTO A CEDER MAR A SU PAR MORALES

Chile rechazó la demanda de Bolivia

El canciller David Choquehuanca presentó en La Haya el reclamo de salida marítima ante la Corte Internacional. “Bolivia acude a esta instancia luego de agotar todos los medios de diálogo”, dijo el ministro.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

Y llegó el día. La voluntad del gobierno boliviano de entablar una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de La Haya en Holanda para lograr una salida con soberanía al Océano Pacífico se hizo carne ayer. En la ciudad europea, el canciller del vecino país, David Choquehuanca, detalló que “la demanda boliviana solicita a la Corte Internacional de Justicia que falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le dé y que le otorgue una salida plenamente soberana al Océano Pacífico”.

En ese sentido, dijo que se demanda a Chile “asumiendo el mandato histórico del pueblo boliviano, recogido y anunciado por el presidente Evo Morales. La demanda fue elaborada en más de dos años de trabajo por la Dirección de Reivindicación Marítima, con la participación de autoridades, organizaciones de la sociedad civil y expertos”. Agregó que la acción legal no se basa en el tratado de 1904, sino que señala una serie de incumplimientos por parte de Chile. “Bolivia acude a esta instancia luego de agotar todos los medios de diálogo y las constantes dilaciones de los gobiernos chilenos en relación con el justo reclamo boliviano de retornar al mar de manera soberana. No es un acto inamistoso contra Chile ni su pueblo”, aseguró Choquehuanca. En este teatro de operaciones, Evo Morales precisó desde su país que su gobierno “busca que se haga justicia con Bolivia...escuchando al pueblo boliviano, después de tantos años de intentos de retornar al mar con soberanía”.

Las reacciones en Chile no se hicieron esperar. El primero en hablar fue el presidente Sebastián Piñera: “Quiero decir en forma fuerte y clara que Chile y Bolivia celebraron en el año 1904 un tratado de límites, y ese tratado fue válidamente celebrado y se encuentra plenamente vigente. Este tratado estableció con meridiana claridad y, por tanto, no existen límites pendientes entre ambos países”, reiterando la estrategia que ha defendido el Estado chileno.

En su respuesta, Piñera mandó un mensaje a la ciudadanía. “Quiero dar la más plena garantía a todos y cada uno de nuestros compatriotas que, utilizando todos los instrumentos de los tratados y del derecho internacional, este presidente va a defender con toda la fuerza del mundo cada metro cuadrado de nuestro territorio y cada metro cuadrado de nuestro mar. No vamos a ceder soberanía chilena a ningún país, porque nuestro territorio, nuestro mar, nuestra soberanía, nos pertenece legítimamente a todos los chilenos”, sentenció.

Su mensaje también apuntó al diálogo: “Vamos a mantener como siempre lo hemos hecho una actitud constructiva y de diálogo para ir avanzando y facilitar que el comercio boliviano pueda salir a través de los puertos chilenos. La mejor prueba de que Chile ha cumplido en forma honesta y de buena fe el tratado de 1904 es que hoy día más del 70 por ciento del comercio marítimo de Bolivia sale a través de los puertos chilenos”, dijo.

Otra que entró al ruedo fue la hoy candidata presidencial, Michelle Bachelet, quien se alineó con Piñera: “El presidente de la República puede contar con mi apoyo, como creo que, también, con el apoyo de todos los sectores del país”, dijo al calificar de error la decisión boliviana.

“Me parece que es un serio error, puesto que se ha optado por abandonar el camino del diálogo para el entendimiento entre nuestros países y nuestros pueblos, que ha caracterizado la relación bilateral desde hace más de un siglo”, agregó la ex mandataria.

Uno de los candidatos de la derecha, el ex ministro de Defensa Andrés Allamand, fue más allá y declaró que “Chile no le debe nada a Bolivia, no tenemos por qué efectuar cesiones territoriales de ninguna naturaleza. Frente a la demanda boliviana, que carece de todo fundamento, es indispensable cerrar filas y adoptar una posición de Estado común entre todos los sectores políticos”, señaló.

Laurence Golborne, otra de las cartas presidenciales de la derecha, añadió que “lo importante es que no hay espacio para posiciones ambiguas de ninguno de nuestros representantes y de quienes pretenden dirigir nuestro país. No debemos nada a Bolivia ni existe ningún tema limítrofe pendiente”, sostuvo.

Y las declaraciones no pararon. “Lo único que tiene es nerviosismo, preocupación, hasta desesperación”, dijo el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, en relación con las respuestas de Piñera, aunque no aclaró los fundamentos de la demanda. “Va a intentar hacer lo que sea para desvalorizar lo que Bolivia ha hecho con mucha seriedad, con mucha firmeza, con mucha altura, con mucho cuidado, con mucho detalle y no debe preocuparnos lo que dice el presidente Piñera”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller de Bolivia, David Choquehuanca (sentado con papel en mano), en La Haya.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.