ECONOMíA › LA INDUSTRIA AUTOPARTISTA TUVO UN DéFICIT DE 8315 MILLONES

Sector con la balanza en rojo

Entre los autopartistas y el intercambio de vehículos terminados, el déficit comercial del complejo automotor ascendió el año pasado a unos 6800 millones de dólares. Buscan promover una mayor integración local de piezas.

 Por Javier Lewkowicz

El sector autopartista registró el año pasado un déficit comercial de 8315 millones de dólares, que respondió en parte al intercambio con Brasil. Ese será uno de los puntos que analizarán hoy la presidenta, Cristina Fernández, junto a su par de Brasil, Dilma Rousseff (ver aparte). El gobierno nacional busca reducir el desequilibrio sectorial, al tiempo que la preocupación de Brasil radica principalmente en la presión que sufre su industria por parte de las importaciones asiáticas.

“El país está a la vuelta de la esquina de producir un millón de vehículos al año, debemos desarrollar fuertemente el autopartismo nacional para aumentar la integración local y reducir el déficit sectorial”, enfatizó ayer la ministra de Industria, Débora Giorgi, en la apertura del seminario Complejo industrial automotriz: su inserción a nivel regional y mundial, del cual también participó el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Analistas anticipan que este año la producción de autos llegará a un nuevo record de 840 mil unidades, gracias a mayores exportaciones con destino a Brasil y un sostenido mercado interno.

El Gobierno en general enfoca su preocupación en materia económica en el balance de divisas. Fue ante el creciente desequilibrio en las cuentas externas que se recurrió a la estatización de YPF. Similar objeto tuvo la regulación a la compra de dólares. Desde ese punto de vista, el sector automotor también despierta preocupación, ya que es el rubro industrial más deficitario. Entre los autopartistas y el intercambio de vehículos terminados, el déficit comercial del complejo automotor ascendió el año pasado a unos 6800 millones de dólares. Ese valor creció en los últimos años al compás de la producción, es decir que no existió una sustitución de importaciones que suavizó la presión en las cuentas externas. El déficit comercial se explica por el bajo nivel de integración de piezas locales en los vehículos fabricados por las terminales radicadas en el país. La internacionalización de las automotrices desde los años ’80, que motivó que éstas se provean de partes en función de una estrategia global definida por las casas matrices, la apertura neoliberal que deterioró el tejido industrial y afectó al autopartismo local, junto a la falta de inversiones de magnitud en la posconvertibilidad, definieron un patrón de crecimiento deficitario en términos de divisas. El año pasado las exportaciones de autopartes sumaron 2525 millones de dólares, mientras que las importaciones llegaron a 10.840 millones, lo que dio como resultado un déficit sectorial de 8315 millones de dólares. En 2011, las ventas y compras de partes fueron de 2591 y 11.365 millones de dólares, respectivamente, con un rojo comercial de 8774 millones. El dato de 2012 supone una baja interanual de 5,2 por ciento. En el mismo período, la producción se redujo un 7,8 por ciento, de 828.771 a 764.495 unidades. Por su parte, el intercambio de vehículos terminados cerró el año pasado con un superávit de 1500 millones de dólares.

“Debemos impulsar el desarrollo del autopartismo para aumentar el grado de integración local en la industria automotriz y así bajar el déficit en partes y piezas que tenemos con Brasil y con el mundo”, indicó Giorgi. Para ello, “el sector terminal debe liderar ese proceso desde su política de compras, y el autopartismo tiene que realizar las inversiones necesarias”, agregó. El encuentro sectorial que encabezó la funcionaria junto a Moreno se desarrolló en Tecnópolis y reunió representantes de las terminales automotrices, autopartistas y del sector sindical.

El comercio automotor con Brasil está administrado por un acuerdo que limita el monto del déficit a través del llamado “Flex”. Además, exige un mínimo de contenido regional. A mediados de este año vence ese convenio. Su renovación podría acarrear novedades al aumentar el piso de partes y piezas de origen regional y nacional.

Compartir: 

Twitter
 

El intercambio de autopartes con Brasil será analizado hoy en la reunión de CFK con Dilma Rousseff.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.