ECONOMíA › LA ANSES DESBARATó OPERACIONES FRAUDULENTAS CON LA TARJETA ARGENTA

Una estafa que pasó a retiro

Los controles que aplica el organismo de la seguridad social permitieron detectar falsificaciones de documentos de jubilados para obtener la tarjeta Argenta y realizar compras de electrodomésticos a su nombre. Hay tres detenidos.

La Anses desarticuló una serie de operaciones fraudulentas realizadas con la tarjeta Argenta. El organismo detectó que terceras personas, falsificando documentos de jubilados y pensionados, solicitaron la emisión de la tarjeta para luego realizar compras de electrodomésticos. La maniobra se detuvo sin que los damnificados sufran ningún descuento en su haber previsional. El martes y miércoles pasado se identificó a tres individuos sospechosos que querían obtener una nueva tarjeta con un documento falso. La Anses dispuso que el Correo Argentino, organismo responsable de la emisión de los plásticos, extreme los controles de rutina y verifique exhaustivamente la documentación presentada en cada caso al solicitar la tarjeta.

A mediados del año pasado el Gobierno lanzó diferentes líneas de crédito para jubilados y pensionados para incentivar el consumo en un escenario de desaceleración económica. Una de las herramientas fue la tarjeta Argenta, que permite realizar compras por hasta 10 mil pesos con una tasa de interés fija del 17 por ciento anual en créditos a 12 cuotas, 20 por ciento en 24 cuotas y 23 por ciento en 40 cuotas.

Hasta el momento se emitieron 266 mil tarjetas a través de las cuales se tramitaron créditos por más de 1600 millones de pesos desde junio pasado. Argenta se tramita en las sucursales del Correo Argentino y pueden obtenerla todos los jubilados y pensionados de hasta 89 años. El plástico se tramita personalmente –no puede hacerlo un apoderado– y el dinero solicitado se acredita en la tarjeta a las 48 horas hábiles de haberla gestionado.

La reiteración de créditos por idéntico monto que se gastaban totalmente en la compra de electrodomésticos el mismo día despertó las primeras señales de alarma en las áreas de control del organismo de la seguridad social. Fueron alrededor de 25 operaciones realizadas solamente por 5 jubilados que hicieron las solicitudes en el Correo Argentino con diferentes documentos falsificados. Las fotos de los individuos fueron enviadas a todas las sucursales. Las señales de alarma que se activaron con esas operaciones llevaron a realizar las verificaciones correspondientes, a través de las cuales se detectó que en muchos casos se trataba del mismo individuo –la misma foto– pero con DNI diferentes.

Las imágenes fueron difundidas en todas las oficinas del correo y el martes, en la sucursal Boulogne, se demoró a dos personas sospechosas que querían obtener la tarjeta y se dio intervención a las autoridades judiciales correspondientes. Ayer también se individualizó a otra persona con documentación falsificada intentando el mismo procedimiento en la sucursal San Martín del Correo, con lo que, ante la aparición de nuevos casos, se ampliará la denuncia ya radicada por la Anses.

“Nuestro principal objetivo es que la seguridad social llegue a todos los que lo necesitan, pero debemos ser muy responsables y controlar a dónde va cada peso para resguardar a los jubilados de estas estafas”, advirtió el director ejecutivo de la Anses, Diego Bossio.

Las operaciones fraudulentas fueron realizadas en su totalidad con DNI viejos. Por eso, la Anses está pensando en generar algún tipo de acuerdo con el Ministerio de Interior y Transporte para que los jubilados y pensionados que soliciten Argenta tramiten ágilmente su nuevo documento, dificultando así la falsificación de identidad.

Compartir: 

Twitter
 

Hasta el momento se emitieron 266 mil tarjetas Argenta, con créditos por 1600 millones de pesos.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.