ECONOMíA › EN AUTOPARTES, DESODORANTES Y RIEGO ARTIFICIAL

Inversiones para cubrir la demanda

“En diez años es imposible cubrir varias décadas de abandono. Es difícil recuperar todo lo que se perdió. Tenemos que trabajar para llegar al momento en que nadie tenga que acceder a la Asignación Universal por Hijo, que todos tengan trabajo y puedan acceder a las asignaciones familiares.” Con estas palabras, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció una serie de inversiones en la fabricación de productos masivos, la extensión de los riegos artificiales en Mendoza y la ampliación de una planta de autopartes. Lo hizo desde un acto en la fábrica de Unilever, en Tortuguitas, en conjunto con otras localidades, vía teleconferencia.

La Presidenta inauguró la nueva línea de desodorantes en aerosol de la empresa Unilever, que demandó una inversión de 115 millones de pesos. El plan de inversiones 2013-2015 de esta compañía de consumo masivo será de 1400 millones de pesos y generará 120 nuevos puestos de empleo.

Otra de las inversiones a las que aludió Fernández de Kirchner fue la ampliación de una planta de la empresa autopartista de origen japonés J-Tekt. Al hacer mención a este anuncio, la Presidenta confirmó que hoy mantendrá una reunión bilateral con Dilma Rouseff, presidenta de Brasil, para hablar del mercado de las autopartes y la integración regional (ver aparte). “Una industria autopartista poco integrada puede generar algunos dólares más de rentabilidad en el corto plazo, pero cuando los países comiencen a crecer no habrá sustentabilidad, porque no darán los costos de logística. Por eso hay que apostar a la integración regional”, manifestó Débora Giorgi, ministra de Industria, quien participó de la teleconferencia. La nueva inversión de esta autopartista permitirá fabricar 3000 direcciones asistidas por año en tres turnos. De esta manera se podrá abastecer al 80 por ciento de los vehículos producidos en Argentina, según indicó la cartera de Industria.

El tercer anuncio estuvo vinculado con la inauguración de varias obras de riego artificial en Mendoza, calculadas en 538 millones de pesos, cuyo objetivo es optimizar el uso de los recursos hídricos de la provincia cuyana y beneficiar sobre todo a los productores vitivinícolas y de la fruticultura. “El agua es un recurso único y extremadamente importante que tenemos que aprender a cuidar y utilizar de la forma más prudente, es por eso que continuamos desarrollando proyectos como estos”, manifestó Norberto Yauhar, ministro de Agricultura. Estas inversiones beneficiarán a más de 6000 productores distribuidos en 40.000 hectáreas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.