SOCIEDAD › LLAMATIVO DESCENSO DE LOS SECUESTROS EXPRESS

Un parate tras las elecciones

Los secuestros express disminuyeron en la provincia de Buenos Aires desde la elección presidencial y junio es el mes con menor cantidad de estos delitos en el último año y medio. Estas son algunas de las conclusiones de un informe sobre inseguridad difundido ayer por el centro de estudios Nueva Mayoría. El dato podría alimentar la hipótesis de que ese tipo de hechos son tolerados si no promovidos por sectores de la policía para fomentar la sensación de inseguridad y el consecuente reclamo de mano dura.
“Con el nuevo gobierno no hay un aumento de los secuestros express sino que, por el contrario, se observa una disminución”, contó el titular de Nueva Mayoría, Rosendo Fraga.
De acuerdo con el estudio sobre secuestros express en la provincia de Buenos Aires, “tras la elección presidencial se observa una sensible disminución en la cantidad de casos”. Según el informe, desde el 1º de enero de 2002 hasta el jueves pasado se registraron 352 secuestros express, es decir un secuestro cada 36 horas, pero si se comparan los dos años se ve que en el 2002 hubo un secuestro express cada día y medio, mientras que en lo que va del año se registraron uno cada dos días. “Parece escasa la diferencia pero es muy significativa”, dijo a Página/12 Eduardo Ovalles, director de Investigaciones de la consultora y autor del estudio. En este mes hubo ocho secuestros express en la provincia –la menor cantidad en lo que va del año–, lo que equivale a un caso cada tres días, en tanto que en junio de 2002 ocurrió un secuestro express por día.
Los secuestros express comenzaron a instalarse como un fenómeno cotidiano en la provincia a comienzos del año pasado por el “deterioro de la situación socio-económica de la población y la situación de impunidad del delincuente debido a un sistema de represión del delito desbordado o ineficaz”. Se diferencia de otros tipos de secuestros (como el tarjetero o el extorsivo) por su organización y el período de cautiverio de la víctima: “Los secuestros express y tarjeteros son realizados por delincuentes comunes mientras que en los extorsivos hay una logística muy importante detrás”, señaló Ovalles. Además, “los secuestros express afectan a ciudadanos de todos los estratos sociales, a diferencia de los extorsivos, donde se apunta a gente de mayor capacidad económica”, agregó. Si bien en los primeros cuatro meses del año aumentó la cantidad de secuestros express respecto del año pasado, luego de la elección presidencial la tendencia se revirtió. Ovalles explicó que desde que asumió el nuevo gobierno se implementaron medidas “acertadas” que incidieron en la caída de estos delitos como “un aceleramiento de las leyes antisecuestro y una fuerte reforma de la Policía Federal y la bonaerense”. Sin embargo, para el investigador, “todavía es muy difícil determinar las causas concretas del descenso y saber si esta tendencia continuará, ya que la delincuencia es un fenómeno multidimensional”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.