SOCIEDAD › CON PRISIóN DOMICILIARIA, PERO EN EL HOSPITAL

Chabán, de detenido a paciente internado

El Tribunal Oral 24 le concedió el beneficio luego de comprobar que sufre de cáncer en estado terminal. Seguirá de todos modos internado en el Hospital Santojanni pero sin custodia.

 Por Carlos Rodríguez

Omar Chabán, el ex gerenciador de Cromañón, quien desde hace un mes está internado en el Hospital Santojanni por su grave estado de salud, fue ahora beneficiado con la “prisión domiciliaria”, medida que en realidad es simbólica, dado que seguirá siendo asistido en el centro de salud. “Chabán se mueve sólo en silla de ruedas, se alimenta por sonda y tiene un peso de 47 kilos, lo que habla a las claras de la gravedad del Linfoma de Hodgkin grado IV B que padece”, un cáncer en el sistema linfático que se encuentra en “estado muy avanzado”, confirmó a Página/12 Pedro D’Attoli, su abogado defensor. “Chabán tiene que seguir internado y no puede moverse por sus propios medios, de manera que no tenía sentido la guardia de seguridad que tenía en el hospital y los controles, similares a los que se realizan en prisión, que se hacían cada vez que lo visitaban o asistían sus familiares, amigos y yo mismo”, sostuvo el letrado de Chabán. “Ahora, con la prisión domiciliaria, esos controles se minimizan”, explicó. Chabán fue condenado a diez años y nueve meses de prisión por su responsabilidad en el incendio de la disco Cromañón, ocurrido el 30 de diciembre de 2004 y que produjo 194 muertes.

El Tribunal Oral 24 concedió ayer la “prisión domiciliaria” a Chabán, luego de recibir un informe del Cuerpo Médico Forense que certifica que está padeciendo una enfermedad terminal. Según D’Attoli, su defendido “es ahora un paciente, no un detenido, de manera que seguirá internado, porque necesita atención permanente”. Los jueces ordenaron a las autoridades de la cárcel de Marcos Paz, donde Chabán estaba detenido, que se levanten, en el Santojanni, las medidas de custodia y restricción que pesaban sobre él. “El arresto no va a ser domiciliario porque Chabán no puede abandonar el hospital, se está haciendo una transfusión de sangre por día y está alimentado por sonda y sometido a quimioterapia”, insistió D`Attoli. “Lo visité el domingo y salí muy mal. Está muy delgado, le quisieron hacer la primera sesión de quimioterapia y no la resistió”, precisó el abogado en diálogo con este diario. “El fin de semana, cuando fui, me sacaron el celular y a los familiares que fueron a visitarlo o a acompañarlo por la noche les exigieron una serie de requisitos que ahora quedan sin efecto por el arresto domiciliario, lo que parece razonable, dado el estado de salud de Chabán, que es muy grave.”

El Tribunal 24 le dio el arresto domiciliario para que siga en el centro de salud “mientras lo requieran los cuidados especiales por su actual estado”, a la vez que ordenó que se retirara la custodia de Gendarmería que había dispuesto el Servicio Penitenciario Federal. D’Attoli afirmó que “si la enfermedad se hubiera detectado a tiempo, era controlable”. Por eso dijo sentir una “sensación de bronca, porque hubo mala atención por parte del hospital de la unidad penitenciaria de Marcos Paz. Desde enero lo tuvieron con una fiebre de 40 grados y sin la atención adecuada”. El diagnóstico que determinó la existencia del Linfoma de Hodgkin grado IV B se hizo luego de que lo internaron en el Santojanni.

Dijo que, de todos modos, allí “lo tuvieron más de un mes en una camilla de la guardia y después nos informaron que tenía tuberculosis, que resultó un diagnóstico incorrecto. Sabemos del cáncer desde el martes pasado, pero la situación que hemos vivido es lamentable”. Reconoció que ahora “lo están atendiendo bien, como corresponde, pero la situación es muy grave porque la enfermedad está muy avanzada y porque, además, él se encuentra en un estado de mucha depresión y eso no ayuda”.

La fiscalía también se expidió a favor del arresto domiciliario y aportó un certificado médico de la jefa del Departamento de Hematología del Santojanni convalidando el diagnóstico. El fiscal Jorge López Lecube precisó que el delicado estado de salud de Chabán fue certificado por el Cuerpo Médico Forense, cuyos integrantes dijeron que el detenido “se halla atravesando los últimos momentos de su vida”.

En su dictamen, el fiscal agregó otros datos que figuran en el certificado médico: “El cáncer se encuentra diseminado comprometiendo a órganos extraganglionares, se diseminó hasta ganglios linfáticos, en el pulmón, hígado y médula ósea, especificando además que la patología se halla esparcida”, indica el certificado.

Chabán cumple una condena de diez años y nueve meses de prisión por su responsabilidad en la tragedia de Cromañón, durante un recital del grupo Callejeros. El empresario fue condenado por los delitos de “incendio culposo seguido de muerte en concurso real con el delito de cohecho activo”, porque se comprobó que se pagaron coimas para evitar sanciones en las inspecciones al local. Al principio lo habían condenado a ocho años, pero la pena fue elevada por la Cámara de Casación.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.