SOCIEDAD › EL HOMBRE AL QUE UNA MUJER RECONOCIó EN LA CALLE ESTá INVESTIGADO POR OTROS SEIS CASOS

Un psicólogo, acusado de ser violador

Marcelo González Calderón esperaba para entrar a un boliche en Palermo y una mujer que pasaba dijo haberlo reconocido como su violador. Ayer se declaró inocente. Ahora se investiga si fue autor de otros seis casos cometidos en los últimos tres meses.

El hombre detenido el domingo a la madrugada en la puerta de un boliche, luego de que una presunta víctima de agresión sexual lo reconociera al pasar a su lado, se declaró inocente, pero luego de la indagatoria siguió detenido por decisión judicial. Es un psicólogo, se llama Marcelo González Calderón y estaba inicialmente acusado de una violación en Villa Urquiza, pero los investigadores intentan determinar si fue también autor de otros seis casos, cometidos en los últimos tres meses y con modus operandi parecidos.

La detención del hombre se concretó el domingo a la madrugada, a metros del boliche Azúcar, en avenida Córdoba y Pringles, de Palermo, donde hacía fila para entrar. Una mujer que pasó por el lugar lo reconoció como su abusador, por lo que llamó al 911. Tras recibir la denuncia, efectivos de la comisaría 25ª de la Policía Federal detuvieron al sospechoso, que no se resistió y luego quedó alojado e incomunicado.

Ayer, durante la indagatoria por abuso sexual y robo, González Calderón, de 54 años, se declaró inocente ante el juez de instrucción Ricardo Farías y brindó detalles de su vida cotidiana, tras lo cual el magistrado resolvió que continuara detenido hasta que se aclare su situación.

Mientras se cumplía el trámite judicial, se realizó un allanamiento en el domicilio del imputado, en el cual se secuestró una notebook parecida a la robada a la joven que lo reconoció como su agresor, entre otros elementos similares a los denunciados como robados por otras víctimas. Hoy el detenido será sometido a una ronda de reconocimiento con otra posible víctima, a pedido del fiscal.

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, confirmó que González Calderón es un “empleado del Estado”, pero no un funcionario público, como habían sugerido algunas versiones.

Durante la indagatoria, el acusado negó los cargos de “abuso sexual y robo” presuntamente cometidos el 22 de agosto en Villa Urquiza. En casa de González Calderón, durante el allanamiento, fue hallada una notebook marca Asus con la carcasa de color marrón, como la que había denunciado robada la joven que lo reconoció al pasar por la puerta del boliche.

Inicialmente, González Calderón está imputado de un solo caso de violación investigado por la fiscalía de Saavedra, a cargo de José María Campagnoli, aunque hay indicios de que podría ser el autor de otros seis hechos cometidos entre el 28 de mayo y el 28 de agosto en distintos barrios, Caballito, Palermo, Villa del Parque y Villa Urquiza. Los investigadores señalaron que en todos los hechos se encuentra la misma “serialidad”: todas las víctimas eran mujeres jóvenes y todas fueron atacadas en el interior de locales comerciales. Todas las víctimas fueron asistidas por psicólogos y trabajadores sociales del Equipo Móvil de Violencia Sexual, del Ministerio de Justicia de la Nación, que colaboraron brindando información sobre los casos a la Justicia.

“En todos los casos que atendimos, el accionar del agresor fue el mismo: entró al local simulando ser un eventual cliente, preguntó cosas sobre algún producto y se retiró. Como haciendo inteligencia previa del lugar y el movimiento de clientes”, explicó la coordinadora del equipo móvil, Paola Rovediello. Tras esa primera incursión, el atacante “regresaba entre las 12 y las 13 del mediodía, amenazaba a sus víctimas con un arma de fuego, cerraba el local y las atacaba sexualmente. Las violaciones siempre fueron consumadas. Además, en algunos casos hubo robo”, señaló la especialista.

El secretario Berni, ayer por la tarde, adelantó que González Calderón había sido reconocido por una víctima, pero restaban “diferentes análisis de la Policía Científica”, que a última hora de ayer se estaban realizando.

Durante la tarde, personal de Policía Federal había allanado el departamento del sospechoso, en Córdoba 3005. Del lugar se secuestraron, además de la notebook marrón, un CPU, tres teléfonos celulares y tres juegos de aros con estuche que podrían pertenecer a otra de las víctimas de abuso sexual, quien denunció que su agresor le había robado bijouterie. Fuentes policiales detallaron que también secuestraron prendas de vestir parecidas a las que, de acuerdo con la descripción, usaba el autor de los abusos. Los pesquisas también dieron con una tarjeta personal con su nombre que decía ser diseñador gráfico, profesión que, contó una de las víctimas, se arrogaba su agresor.

González Calderón podría ser responsable también de otros abusos. Los inestigadores sospechan de su autoría en una violación denunciada en un local de Caballito a fines de mayo, dos abusos denunciados en negocios de Palermo a fines de junio, otro de características similares cometido a principios de julio en Villa Urquiza, uno de fines de julio denunciado en la comisaría 25ª y, finalmente, de otro registrado a fines de agosto en una heladería de Villa del Parque.

Compartir: 

Twitter
 

El domicilio de Marcelo González Calderón fue allanado por policías que secuestraron elementos.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.