SOCIEDAD › LUIS VITETTE SELLANES FUE ENTREVISTADO POR LA TELEVISIóN URUGUAYA

“Soy un ladrón profesional”

Recordó el corralito para subrayar que “la gente dice banco y cree que dice legalidad”. Sostuvo que no se arrepiente. Dijo que los datos del entubamiento que pasaba bajo el banco estaban desde el año 2000 y que pensaba el robo cuando vino Bush.

Luis Mario Vitette Sellanes, el conductor del robo al Banco Río que fue expulsado del país y llegó a Uruguay el viernes pasado, dio una entrevista en un canal uruguayo ayer a la mañana. En la entrevista, en la que subrayó que no estaba arrepentido, señaló que “la gente cree que decir bancos es decir legalidad”, recordó el “robo del corralito a la gente y a los jubilados en 2001” y sostuvo que lo suyo “es una profesión”. Durante alrededor de media hora, prácticamente se adueñó con soltura del programa, dirigió incluso los cortes y desparramó por el piso las preguntas que le hacían, mayormente dirigidas a un intento de arrepentimiento moral. Del robo, como una partida de ajedrez, respondió sin decir demasiado, sostuvo que no tenía dinero y que robaba “no por tener, sino por ser”. De todos modos, se filtró en algún comentario que robó por encargo de otro, es decir, no fue el ideólogo, sino el productor y operador.

El programa La yapa, dirigido por Omar Gutiérrez y acompañado por la periodista Karolina Marczewska, en Canal 10, fue el escenario de la hasta ahora única entrevista concedida a cualquier medio. Los primeros pasos estuvieron dirigidos a resolver la que aparecía como una importante preocupación del conductor: que se aclarara que no había pagado por la entrevista, cuestión que Vitette remarcó y aprovechó para instalar un personaje romántico de ladrón, que lo suyo no es el dinero. “Hay otras cosas en la vida además del dinero.”

“¿Llamás profesión a tu actividad?”, le preguntó extrañada la periodista. “Sí, sí, sí. Soy un profesional, yo vivo de esto”, respondió Vitette, respuesta que luego no lo comprometió a asegurar que no robaba “por tener, sino por ser”, y que tenía dos empresas de importación de aparatos de cardiología de China, había vendido cuatro pisos y “antes del robo al Banco Río tenía una empresa de sistemas”. La aclaración la hizo cuando la periodista intentó presionarlo con el botín. “Tenés el dinero, pero no querés decirlo”, adivinó ella. “No, no tengo dinero –respondió él en uno de los momentos en los que, al menos discursivamente, se tensó más el ambiente–. Te lo voy a repetir en buen español para que lo entiendas: no robo por tener, robo por ser.”

Durante la entrevista aparecieron algunos aspectos históricos de la vida de Vitette desconocidos para los argentinos, pero que hubieran sido titulares escandalosos: por ejemplo, que se había fugado del penal de Punta Carretas en febrero de 1986, cuando le dieron una salida transitoria. “Habían dictado la amnistía, salieron miles y a mí el juez me dijo que matemáticamente no me comprendía la ley. Para mí fue una injusticia: ¿cómo iban a medirme matemáticamente? Me dieron una transitoria y me escapé a Buenos Aires.”

“¿Cómo te conectás con esa gente (los integrantes de la banda), eran revólveres de juguete?”, le preguntó Gutiérrez. “Desde el año 2000 estaba el dato de que debajo del banco había un arroyo entubado. Estaba la información y buscaban la operatividad para llevarlo adelante. Me presentaron la operación a fines de 2005 y casi la ejecuté en ese momento, aprovechando cuando vino el ALCA y Bush a Mar del Plata y estaban todos los operativos de seguridad distraídos. Casi lo hicimos, pero por una cuestión climática no pudimos; entonces fue el 13 de enero, inmediatamente después. A mí me llega la información, hice una pequeña inversión y se ejecutó un pecado.”

“Dicen que fue el robo del siglo y que fuiste el cerebro, ¿en qué te equivocaste?”, preguntó la periodista. “Capaz que en elegir compañeros inadecuados”, respondió y mencionó a Margarita Di Tullio, ex mujer de uno de los integrantes de la banda y su relato en los medios. “Entonces te arrepentís”, intentó volver la periodista. “A vos te gustaría que me pusiera en el piso y te dijera ‘Polaca, me arrepiento’ –respondió Vitette–; pero cómo voy a decirlo si hice una pequeña inversión y tuve una preparación y un estudio para hacerlo, si para mí fue un logro hacerlo, cómo voy a decir después que estoy arrepentido.”

También sostuvo que “la gente cree que decir banco es decir legalidad. La gente en la Argentina proyecta en mí lo que el Estado nacional les hizo en 2001 con el corralito, que les robó a los jubilados y a toda la gente, que les sacó 100 mil dólares y les devolvió 100 mil pesos”.

“Mucha gente no se siente segura con vos en Uruguay, porque decís: ‘Soy ladrón, voy a seguir robando’.” “No dije que iba a seguir robando”, aclaró Vitette. “En Laguna Seca (donde se supone que vive), seguro que hay gente viviendo a la que le robaste el cofre.” “¿Y qué? Capaz que mi vecino somete a la hija.” “¿Por qué te van a recibir al aeropuerto como si fueras una estrella?”, le preguntó el conductor del programa. “No es mi responsabilidad, ésa es responsabilidad de ustedes, los periodistas que llenaron el hall del aeropuerto. Yo soy un pasajero, si los periodistas copan, ¿yo los convoqué?”

También cuestionó a la Justicia uruguaya, especialmente a una jueza (“señora cholula”, dijo sin nombrarla) que ordenó excavaciones en un campo donde supuestamente enterraron las cenizas del padre de Vitette. “No tiene jurisdicción, no tiene pedido de ningún juzgado argentino, no tiene nada que hacer, lo hace porque le vino la fiebre del oro. Esa me la debe.”

Compartir: 

Twitter
 

El conductor del robo al Banco Río negó tener el botín del banco y sostuvo ser un ladrón profesional.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.