SOCIEDAD › QUé PUEDE APORTAR EL HALLAZGO DEL FLAP PARA RESOLVER EL MAYOR MISTERIO DE LA HISTORIA AERONáUTICA

Preguntas nuevas sobre un enigma viejo

La confirmación de que el pedazo de ala hallado en una isla del océano Indico pertenece al avión de Malaysia Airlines abre interrogantes nuevos en torno de la búsqueda: ¿puede ese elemento revelar qué le pasó al aparato? Hallan más restos aeronáuticos en Isla de la Reunión.

Un mar inhóspito con olas de varios metros, fuertes vientos y sin tierra a la vista. Ese es el aspecto en el sur del océano Indico, donde los barcos buscan el avión de Malaysia Airlines desaparecido hace 17 meses. La semana pasada se encontró el primer resto a unos 4000 kilómetros al oeste, el flap de una de las alas. El miércoles quedó confirmado que se trata de una pieza del aparato desaparecido. Ayer, el gobierno malayo anunció que en la Isla de la Reunión aparecieron nuevos elementos: restos de asientos y ventanillas. Ahora habrá que determinar si también pertenecen al vuelo MH-370. ¿Servirá la identificación de esos trozos para resolver el mayor misterio de la historia de la aviación? Aquí, los interrogantes y sus respuestas.

- ¿Qué supone el hallazgo para los equipos de búsqueda?

Los modelos de corrientes marinas muestran que los restos podrían haber sido arrastrados desde el supuesto lugar del accidente exactamente hasta donde se encontró el flap, en la Isla de la Reunión. Así que el hallazgo confirma al menos que los especialistas no están buscando en el lugar equivocado, pero no ayuda a que se restrinja la zona búsqueda ni hace que aumenten las posibilidades de éxito.

- ¿El examen del flaperón puede revelar qué le pasó al avión?

Según los expertos, el flaperón no está muy dañado y su análisis podría revelar por qué se separó del ala, lo que viene a ser lo mismo que saber cómo entró el avión en el océano y la violencia del impacto. Los pequeños crustáceos incrustados en el ala también podrían revelar por qué aguas derivó el fragmento.

- ¿Puede revelar las circunstancias del accidente?

Según el experto australiano Neil Hansford, el relativo buen estado de conservación de la pieza podría indicar que el avión tuvo un “accidente controlado”, como en los casos en que el aparato se queda sin gasolina y se ve obligado a aterrizar en el mar.

- ¿Por qué se está alargando tanto la búsqueda?

Nadie sabe dónde cayó exactamente el avión, así que la zona de búsqueda es de unos 120.000 kilómetros cuadrados. Se trata de una de las regiones marítimas más inhóspitas del mundo, situada entre Australia, Sudáfrica y el Antártico, a miles de kilómetros de cualquier masa de tierra. Por otro lado, nadie cartografió nunca el suelo marino de esa zona, por lo que se sabe menos de ella que “de la Luna, Marte o Venus”, apunta el especialista Walter Smith.

- Aun así, ¿no se puede rastrear continuamente con cámaras un territorio de esas características?

No se trata de suelo marino llano sobre el que los barcos puedan deslizar cámaras con facilidad. El terreno es muy complicado y hay una profundidad de unos 6000 metros, por lo que reina la oscuridad. Además hay restos de volcanes submarinos, montañas de hasta 300 metros de altura y fosas de hasta 1400 metros de profundidad.

- ¿Cómo se lleva a cabo la búsqueda?

La empresa de salvamento holandesa Fugro está utilizando dos barcos y un vehículo no tripulado de control remoto (AUV). Tanto el Fugro Equator, de 65 metros de eslora, como el Fugro Discovery, de 70, cuentan con cámaras y sondas que pueden utilizar en el mar. También tienen sensores capaces de localizar combustible de aviones.

- ¿Los barcos rastrean la zona continuamente?

No. Ahora es invierno y el vehículo no tripulado tiene que hacer pausas. Además el oleaje es demasiado peligroso. Ni el Discovery ni el Equator se encuentran actualmente allí. Tienen que cambiar de tripulaciones y reponer suministros en Fremantle, en la costa occidental australiana, a varios días de distancia. El Equator volverá a la zona de búsqueda el 12 de agosto.

- ¿Hay expectativas de encontrar los restos del avión?

El director de la autoridad de seguridad aérea australiana, Martin Dolan, confía en ello. “Encontraremos el avión allí”, aseguró.

- Y cuando se consiga, ¿se sabrá lo que pasó a bordo?

Por desgracia eso no está asegurado. Para eso tendrían que encontrarse las cajas negras que registran los datos y conversaciones de la cabina del avión, pero éstas podrían haber sido arrastradas a cientos de kilómetros del fuselaje. E incluso si se encontrasen, la pregunta es si seguirán todavía intactas.

- ¿Así que el misterio sólo puede resolverse a través de las cajas negras?

Tampoco eso es seguro. Incluso si las cajas negras estuvieran intactas, la grabadora sólo registra las últimas dos horas de conversación. Sin embargo, el avión voló siete horas hacia el sur sin que se tuviera ningún contacto con los pilotos. Así que si estos se encontraban inconscientes, la caja que registra los datos de vuelo sólo mostraría que en algún momento el aparato se estrelló por falta de combustible. Así que el motivo por el que se desvió de su ruta seguiría siendo un misterio para siempre.

Compartir: 

Twitter
 

Familiares de las víctimas chinas del vuelo MH-370 reclaman información en Beijing, frente a la Embajada de Malasia.
Imagen: efe
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.