SOCIEDAD › AUTORIZAN LA DONACIóN DE SANGRE A PERSONAS GAYS, LESBIANAS O TRANS

A donar sin discriminaciones

El Ministerio de Salud eliminó la exclusión por orientación sexual o identidad de género en la donación de sangre. Era un antiguo reclamo de las organizaciones GLBT. También prohibió la exigencia de donantes de reposición a pacientes que se van a operar.

Después de años de reclamos por parte de las organizaciones de la diversidad sexual, la orientación sexual o la identidad de género ya no serán un impedimento para donar sangre en la Argentina. Así lo resolvió el Ministerio de Salud de la Nación, que además dispuso que, de ahora en más, las clínicas u hospitales no podrán exigir donantes de reposición como requisito para el acceso a una operación o cualquier otro tratamiento.

El ministro de Salud, Daniel Gollan, anunciará formalmente la modificación de los marcos de referencia para la donación de sangre en un acto que se llevará a cabo hoy a las 12 en el Salón San Martín de la cartera sanitaria nacional. Estarán presentes representantes de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), 100% Diversidad y Derechos, y la Fundación Huésped, que vienen trabajando durante los últimos meses con el Ministerio en esos cambios.

Además, participarán el secretario y subsecretario de Políticas, Regulación e Institutos, Mario Rovere y Pablo Kohan, respectivamente; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; y el interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), Pedro Mouratian.

Desde la CHA y 100% Diversidad y Derechos destacaron “el compromiso del ministro Gollan, que fue el único que recibió a las organizaciones de diversidad sexual y de género, y la decisión de trabajar seriamente en garantizar los derechos de las personas lgbti en el ámbito de la salud a través de distintas políticas públicas”.

La nueva resolución implica un histórico cambio de paradigma, que pasa de la teoría de los “grupos de riesgo” a la de “prácticas de riesgo” en los formularios de autoexclusión para la donación de sangre. El concepto de grupos de riesgo, además de excluir a miles de posibles donantes, estigmatizó con el VIH a la población Lgbti, cuando la transmisión del virus no distingue la orientación sexual o identidad de género de las personas que donan. Concretamente, esta nueva norma modifica la Resolución Nº 865/2006, reglamentaria de la Ley Nº 22.990, que contenía un cuestionario (anamnesis) de donación de sangre con una exclusión de las personas gays, lesbianas, travestis, transexuales, bisexuales e intersexuales.

Los nuevos requisitos, en busca de un Sistema Nacional de Sangre seguro, solidario e inclusivo, terminan también con la exigencia de reposición de donantes para un paciente que necesite o no trasfusiones para acceder a un tratamiento quirúrgico, estando internado o en situación ambulatoria. Con estas nuevas normas, la Argentina busca que los donantes tengan información predonación con conceptos sobre situaciones que aumentan el riesgo de contraer infecciones transmisibles por trasfusión de sangre, explicando el período de “ventana” de una infección, lo que hará que la donación de sangre sea basada en la “participación responsable del acto de donar”.

César Cigliutti, presidente de la CHA, valoró la decisión del Ministerio de Salud “para lograr que en todo el país se modifique el cuestionario de donación de sangre que discriminaba a nuestra comunidad lgbti. Hace 15 años que la CHA trabaja para que se cambie este cuestionario. Logramos hace nueve que el Inadi dictaminara en contra del cuestionario y pidiera su modificación; también hace cuatro años, la Defensoría del Pueblo se pronunció sobre el carácter discriminador de la normativa”. Y concluyó: “Nuestro reclamo era que se garantice el derecho de todos los donantes que, estando en condiciones de hacerlo, puedan dar sangre sin tener que sufrir el rechazo por su orientación sexual e identidad y expresión de género. Y para que quede claro que la transmisión del VIH se hace a través de un virus y no de la orientación sexual de los/as donantes”.

Por su parte, Martín Canevaro, secretario de 100% Diversidad y Derechos, opinó que “en el contexto de igualdad que conquistamos en la Argentina con el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y las miles de familias lgbti con hijos e hijas, era inadmisible que para la donación de sangre aún persistiera la histórica discriminación por orientación sexual e identidad de género. El cambio de paradigma de grupos de riesgo por el de prácticas de riesgo vuelve a posicionar a la Argentina a la vanguardia mundial en materia de igualdad y no discriminación”.

Compartir: 

Twitter
 

Hasta ahora, el cuestionario previo indagaba sobre la orientación sexual del donante.
Imagen: Corbis
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.