SOCIEDAD › DIPUTADOS CHILENOS APRUEBAN LA DESPENALIZACION DEL ABORTO EN TRES CASOS

Medio paso hacia un derecho

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de ley propuesto por Michelle Bachelet para despenalizar la interrupción del embarazo si hay inviabilidad del feto, riesgo de muerte de la madre o en caso de violación. Un debate áspero y festejo de feministas.

La Cámara de Diputados de Chile sancionó, por 66 votos a favor y 44 en contra, el proyecto de ley que despenaliza la interrupción del embarazo en casos de violación, riesgo de muerte de la madre e inviabilidad del feto. El proyecto fue aprobado en cada una de las tres causales propuestas por el Ejecutivo, pese a la incertidumbre por las diferencias existentes en el oficialismo, en particular entre parlamentarios de la Democracia Cristiana. Durante el debate, la ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual, señaló que el proyecto “abre opciones y no impone decisiones” y destacó que se trata de “un hito democrático para el país y las mujeres”. Con la norma vigente, Chile forma parte de los únicos seis estados en el mundo (los otros son el Vaticano, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana y Malta) que penalizan el aborto en forma absoluta.

Tras la media sanción, Pascual consideró que el proyecto “repone los derechos que antes fueron negados a las mujeres”. La ministra agregó que “nos hemos hecho cargo como Estado de una realidad que no podemos seguir ignorando” ya que “la criminalización de toda forma de interrupción del embarazo no impide que se sigan realizando” abortos.

“Ojalá ninguna mujer deba sufrir alguna de las tres causales que buscamos despenalizar y si las llega a sufrir espero que este proyecto ya esté aprobado”, sostuvo la diputada comunista Camila Vallejo. “Si los hombres parieran, el aborto hubiese sido libre desde hace mucho tiempo”, añadió la ex activista estudiantil. Vallejo también respondió a los dichos de varios diputados que comparó el aborto terapéutico con los crímenes de la dictadura. “Basta de insultar a las mujeres, de agredirnos, de tratarnos como interdictos, de decir que somos asesinas, de decir impunemente que prestamos el cuerpo”, exigió.

Joaquín Godoy, de la opositora Amplitud, señaló que esta ley “no le impone nada a nadie: este proyecto en ningún caso hace que una determinada familia tenga que ir en contra de su credo”. El diputado añadió que “es algo de respeto profundo hacia los demás, que tiene que ver con la voluntad”.

En la misma línea, la diputada independiente Alejandra Sepúlveda, luego de anunciar que su voto era positivo pese a sus convicciones personales, sostuvo que “no siendo abortista, en ninguna de las tres causales entiendo que una mujer y su familia pueden tomar otra opción”.

Para el pinochetista Gustavo Hasbún, el artículo que establece las causales para el aborto “es tan permisivo, tan general, que abiertamente es la antesala a la legalización de la eugenesia”. “Y legalizar la eugenesia significa que se acabaron los niños con discapacidad”, dijo en una abierta generalización reñida con la lógica más elemental.

Compartir: 

Twitter
 

Grupos de mujeres celebraron en el recinto la votación favorable al proyecto oficial.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.