SOCIEDAD › LA MUERTE DE LA CHICA ENTRERRIANA

Con signos de violación

Gisela López, la adolescente que estuvo 18 días desaparecida y el martes fue encontrada asesinada en la localidad entrerriana de Santa Elena, presentaba signos de ahorcamiento con un cordón y se investiga si la mataron durante un ataque sexual. La hipótesis de la violación se basa en que la chica, de 18 años, tenía la bombacha a la altura de los tobillos.

El cadáver fue encontrado por un joven que recorría a caballo la zona conocida como El Bajo, a unos 500 metros de la vivienda donde residía Gisela.

Ese joven había pasado por ese mismo lugar el lunes y le había llamado la atención un bulto tapado con una bolsa que había entre el pastizal.

Por eso, al otro día volvió y, al correr la bolsa, encontró el cuerpo.

La víctima presentaba signos de ahorcamiento con el cordón de una de sus zapatillas y la muerte dataría de varios días, según se presume del estado de descomposición del cuerpo, lo que será confirmado con el resultado final de la autopsia.

El lugar donde se halló el cadáver ya había sido recorrido por los perros rastreadores, familiares y vecinos de la víctima. Se sospecha que no fue detectado debido a que las lluvias caídas en los últimos días anegaron la zona. Aunque tampoco se descarta que el cuerpo haya sido colocado en ese lugar luego del paso de los rastreadores.

En esa línea investigativa, el fiscal de La Paz, Santiago Alfieri, días después de la desaparición de Gisela dispuso la prisión preventiva de un sospechoso, identificado por la Policía como Gustavo Centurión (36), por su presunta vinculación con el hecho.

El crimen de Gisela López es el cuarto femicidio que se produce en la provincia de Entre Ríos en lo que va del año.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.