SOCIEDAD › RIMOLO SE ENTREGO AYER DE MADRUGADA EN LA 33ª

Reunidos tras las rejas

Soldán fue trasladado a Devoto, después de su crisis nerviosa. Su ex pareja estuvo fugada unas horas. La mamá sigue en el Pirovano, con un ataque de nervios. Y hay cuatro prófugos.

Fue el reencuentro menos deseado. Silvio Soldán y su ex pareja Giselle Rímolo, aunque como pareja siguen separados técnica y prácticamente, ahora comparten una misma y difícil situación: los dos están presos, el conductor del peluquín más famoso en una celda en Villa Devoto y la falsa médica de los labios carnosos en el penal de mujeres de Ezeiza. A Soldán lo trasladaron ayer por la tarde, luego de ser detenido el viernes en su domicilio, acusado por estafas. Rímolo, que estuvo varias horas sin que se conociera su paradero, se entregó en la madrugada de ayer en la sede de la comisaría 33ª. La madre de la falsa médica, que también está detenida, sigue internada en el Hospital Pirovano tras sufrir un ataque de nervios. Soldán también sufrió una descompensación por el mal rato sufrido, pero una vez que se recuperó lo llevaron a Devoto.
La médica Susana Cecardini, otra de las personas involucradas, fue detenida y está alojada en la comisaría 33ª, mientras que continúan prófugos los farmacéuticos Roberto Russo y Mauricio Sanliborio; una secretaria del Centro Integral de Estética Elcano (Cidene), Yanina Gargano, y una empleada administrativa de esa institución llamada Mariana Alliano. Las órdenes de detención fueron firmadas por el juez porteño Mariano Bergés, en el marco de una causa en la que se investigan 57 casos de estafas, ejercicio ilegal de la medicina y tráfico de medicamentos peligrosos para la salud, delitos todos que se cometieron presuntamente en la clínica que estaba ubicada en el barrio de Belgrano.
Rímolo, que permanecía prófuga desde el viernes por la noche, cuando la policía la fue a buscar a su casa en Belgrano y no la encontró, se presentó cerca de las cuatro de ayer en la comisaría 33ª, acompañada por su abogado Juan Gainadú. La mujer pasó la noche en una celda común y cerca de las 12 de ayer fue llevada en un camión celular hasta la Cárcel de Mujeres de Ezeiza, lugar en el que ya estuvo detenida durante 181 días.
Soldán fue detenido el viernes en su domicilio del barrio de Belgrano, de donde fue retirado esposado. El locutor y conductor sufrió cerca de la medianoche una descompensación, por lo que fue llevado al Hospital Pirovano y desde allí a una clínica privada en la calle Saavedra 1100, en el barrio porteño de San Cristóbal. Soldán fue dado de alta alrededor del mediodía y cerca de las 16, un móvil de la comisaría 33ª lo trasladó a la cárcel de Villa Devoto.
La madre de Rímolo, Julia Cristina Panno, está detenida e internada en el Hospital Pirovano, ya que también sufrió un ataque de nervios y se descompuso, mientras que la médica Susana Cecardini está detenida en la comisaría 33ª. Rímolo está acusada por 57 casos de estafas a pacientes que seguían un régimen para adelgazar, convencidos de estar ante una médica recibida. También se le imputa tráfico de medicamentos y ejercicio ilegal de la medicina. Soldán está preso por ocho casos de estafas confirmados por la Cámara Federal. En total, Bergés investiga 90 casos.
Soldán, de 69 años, no podrá acceder, por su edad, al beneficio de la prisión domiciliaria, según dijeron fuentes del juzgado a cargo de Bergés. El abogado del locutor, Miguel Angel Pierri, insistió en que presentará en los próximos días un pedido de eximición de prisión. Los pedidos de detención formulados por Bergés se aceleraron luego de recibir los pedidos de eximición de prisión de todos los acusados, circunstancia que lo obligó a resolver la situación sobre la base de un fallo de la Cámara del Crimen conocido el miércoles pasado.
La sala IV de ese tribunal revocó el procesamiento de Rímolo por un caso de homicidio simple, como así también por la figura de asociación ilícita para todos, pero dejó en pie los cargos por estafas y tráfico de medicamentos. No se expidió sobre las prisiones preventivas que ya había dispuesto Bergés en marzo de 2003, con lo cual en la práctica las dejó firmes y el juez las reactivó en su resolución de ayer, cuando confirmó el rechazo de todos los pedidos de eximición de prisión. Rímolo ya estuvo detenida 181 días por orden de Bergés y fue excarcelada tras un fallo de la Cámara, luego de que Soldán pagara una fianza de 300 mil pesos que fueretirada en las últimas semanas. El abogado Miguel Angel Pierri, que representa a Soldán, interpuso ayer un recurso de excepción de prisión y adelantó que en caso de que no fuera concedida esta apelación, insistirá en pedir la excarcelación. Según Pierri, su representado está acusado “en cinco hechos de estafa”. El abogado se declaró “muy sorprendido” por la decisión tomada por Bergés, por cuanto entiende que se trata de un delito “absolutamente excarcelable”.

Compartir: 

Twitter
 

Soldán llegó esposado y después terminó internado por la impresión de ir detenido.
Rímolo desapareció por varias horas y se entregó cuando nadie miraba en la comisaría.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.