SOCIEDAD › PESADILLA DE UNA FAMILIA EN QUILMES

Madrugada de rehenes

Un matrimonio de Quilmes, sus tres hijos y su abuela fueron tomados como rehenes por cuatro delincuentes durante cuatro horas en las cuales los amenazaron con secuestrar al hijo menor y con cortarles dedos con un hacha si no les daban el dinero que tenían en su casa. Finalmente fueron liberados ilesos a las 2 de la mañana, tras un enfrentamiento a tiros entre policías y asaltantes.

Uno de los ladrones resultó herido en el tiroteo y fue detenido junto a otros dos, mientras el cuarto logró escapar. Los ladrones eran buscados por otros asaltos violentos en la zona.

La pesadilla de la familia Bagnarelli comenzó alrededor de las 22 del martes, cuando el padre, Daniel, de 49 años, llegaba en su camioneta a su casa, en la calle Alsina 587, en plena zona residencial de Quilmes, y un grupo de delincuentes lo amenazó y entró tras él. El hijo mayor relató que su hermano estaba hablando con su novia por teléfono cuando irrumpieron los ladrones y alcanzó a avisarle a la chica, quien llamó a la policía.

De inmediato llegaron dos patrulleros, pero fueron recibidos a tiros. En pocos minutos se desplegó un megaoperativo para cercar a los ladrones.

Dos negociadores dialogaron con los delincuentes para que se entregaran, hasta que después de un enfrentamiento uno resultó herido y otros dos fueron apresados. Los delincuentes detenidos tienen 21, 26 y 30 años.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.