SOCIEDAD

El pelo, cuando falta, es el primer drama estético de los argentinos

Una encuesta realizada entre 1500 varones revela que en promedio invierten 10 mil minutos anuales en cuidar su imagen. Si bien les preocupa la obesidad, creen que la calvicie es un problema más grave.

 Por Carlos Rodríguez

Una encuesta reveló que el hombre argentino tiembla frente al espejo cuando el peine sólo sirve para rascarse la pelada. Los machos de este lado del mundo se sienten inseguros, sobre todo frente a la conquista amorosa, cuando el acondicionador de cabello o el gel se vuelven productos inútiles porque no hay nada que desenredar ni nada que mantener bien peinado. Aunque a la mayoría de los encuestados –el 80 por ciento– le preocupa a la hora de seducir que su figura se haya vuelto más ancha que lo que dicta la estética, el exceso de peso se observa como un problema más fácil de enfrentar. En cambio, el 33 por ciento que puso en primer término, como mal extremo, la caída del cabello, afirma que es difícil recuperar lo que el tiempo se llevó. “El que tiene el pelo no sabe lo que se sufre”, pontifica el doctor Nicolás Lusicic, experto en recuperar pelambres, mientras observa la cabeza llena de hilos blancos del cronista de Página/12, que lo escucha con mal disimulada indiferencia.

La encuesta fue realizada por la consultora D’Alessio Irol entre 1502 hombres argentinos y sus resultados permitieron establecer cuáles son las mayores preocupaciones estéticas masculinas. Con el reloj en una mano y la computadora en la otra, pudo establecerse a la luz de las respuestas que los varones le dedican 10.000 minutos anuales a cuidar su imagen. Esto sólo incluye la performance ante el espejo, sin contar lo que le dedican al gimnasio, a practicar algún deporte o a cantar bajo la ducha. Hasta los 44 años, los hombres ocupan un 20 por ciento más de su tiempo en pulir su imagen cuando van a una cita amorosa, en comparación con el que destinan cuando se arreglan para ir al trabajo.

Una de las armas de seducción es el perfume, al que apela el 89 por ciento de los entrevistados cuando lo moviliza una cita romántica. El enjuague bucal para garantizar el buen aliento, el champú con acondicionador o el peinarse de determinada manera son otros aspectos importantes que se tienen en cuenta antes de salir a matar o morir. Más allá de la edad –la encuesta abarcó a hombres de 24 a 55 años–, “los hombres están más preocupados por conquistar a la pareja que por presentarse arregladamente a su trabajo”. Ya lo dijo Alejandro Dolina: “Todo lo que hacemos los hombres es para levantarnos minas”.

Tres de cada cuatro consultados reconocieron que van a la peluquería “por lo menos cada dos meses”. La mayoría cree que “los hombres más atractivos son los que tienen más largo el pelo”. El 63 por ciento de los que sufren el drama de la caída del cabello admiten que se sienten “incómodos con su propia imagen” y al 43 por ciento le preocupa que esa ausencia “les dé la apariencia de que tienen más edad”. Un 30 por ciento dijo sentirse “menos atractivo” y otro porcentaje similar está que trina porque son “objeto de bromas pesadas”.

La encuesta revela que al 80 por ciento le preocupa el exceso de peso, pero coinciden en que “la respuesta depende de la voluntad que tengan para adelgazar, mientras que la calvicie es vista como algo difícil de revertir”.

Compartir: 

Twitter
 

Tres de cada cuatro consultados reconocieron que van a la peluquería “por lo menos cada dos meses”.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.