SOCIEDAD

SANGRE

Los análisis de ADN determinaron que la sangre encontrada en una valija y en el auto que usaban las ex religiosas detenidas por la desaparición de la docente tucumana Beatriz Argañaraz pertenece a la víctima. La fiscal Adriana Giannoni, a cargo del caso, recibió ayer por la noche la evidencia enviada por el Colegio de Bioquímicos y Farmacéuticos de la Capital Federal, que complica la situación de las detenidas. La sangre analizada fue hallada por los peritos en una valija que la detenida Susana Acosta llevó al colegio en el que trabajaba y en el Ford Orion azul que ella utilizaba junto a su pareja, también detenida por el caso, Nélida Fernández. Ahora, la fiscal convocará nuevamente a las imputadas para que declaren, aunque, probablemente, también por el presunto delito de ocultamiento de personas, además del de privación ilegítima de la libertad, por el que hoy están detenidas con prisión preventiva.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.