SOCIEDAD

Petracchi, víctima de un asalto en su casa de veraneo en Brasil

Mientras el juez de la Corte Suprema estaba en la playa junto a su familia, un grupo de ladrones desvalijó la casa que había alquilado en Cachoeira. Es el sexto robo a argentinos en la zona.

Los robos a turistas argentinos en Brasil venían teniendo este año menor impacto que otros veranos. Pero eso cambió ayer, cuando la inseguridad tocó, paradójicamente, a la Justicia argentina. La casa donde veranea el juez de la Corte Suprema Enrique Petracchi junto a su familia, en el balneario de Cachoeira, fue asaltada por delincuentes que se llevaron objetos de valor.

El episodio ocurrió cuando la familia Petracchi se encontraba en la playa. Según fuentes de la policía brasileña, varios ladrones aprovecharon esa situación y, tras forzar la entrada de la vivienda que el magistrado alquila, ingresaron y se llevaron un teléfono celular y varios elementos de valor.

Cuando Petracchi regresó, se encontró con esa escena: la entrada violentada, la casa desordenada y varios de los objetos que él y su familia habían llevado hacia Brasil de menos. No obstante, según fuentes diplomáticas, el juez buscó evitar que el hecho tomara trascendencia, por lo que no fue revelado cuáles fueron las pertenencias –además del celular– que los asaltantes se llevaron.

La casa que alquila la familia Petracchi está ubicada en Cachoeira, lindero a Canasvieiras, en el sureño estado de Santa Catarina. Se trata de una zona muy visitada por turistas argentinos, y sobre todo por familias, ya que las playas no son demasiado concurridas.

Este fue el sexto asalto a argentinos en lo que va del año en Santa Catarina, un número menor que en temporadas anteriores, cuando las olas de robos eran mucho más grandes que las que producía el mar. El cónsul argentino en Florianópolis, Valdo Palmai, manifestó que la mejora tiene que ver con un refuerzo en las medidas de seguridad.

“Esa zona está mucho más tranquila. Con vistas a esta temporada, las autoridades locales pusieron el acento en el tema de la seguridad, y lo cierto es que en las calles se ven más policías que en otros veranos. Igualmente, antes de este caso, en el Consulado recibimos varias denuncias de argentinos que sufrieron robos”, comentó a Página/12.

Según autoridades policiales de Brasil, como consecuencia de este episodio se reforzaron las medidas de seguridad en el lugar donde vacacionan el juez de la Corte y su familia.

El 2 de enero pasado, los integrantes de una familia proveniente del interior de la provincia de Buenos Aires estaba en el jardín de la casa que alquilaban en el mismo balneario, y se habían olvidado de cerrar con llave la puerta de entrada. Los delincuentes no dejaron pasar la oportunidad. Ingresaron y se llevaron documentos, unos mil dólares y una cámara digital.

Según Palmai, la mayoría de los robos a turistas argentinos en Brasil “suelen ocurrir en este estado, porque es el que los argentinos eligen tradicionalmente a la hora de venir. Florianópolis, Canasvieiras y Cachoeira pertenecen a Santa Catarina y son los balnearios más elegidos de Brasil, junto a Camboriú”.

El hecho más grave de este tipo ocurrido hasta ahora fue el asalto a tres familias en el balneario de Garopaba, hace diez días. Tres ladrones desvalijaron la posada que alquilaban juntas allí, cuando los turistas estaban en la playa. Cuando uno de los integrantes de la familia volvió a la casa, se encontró con que faltaba la camioneta 4x4. De todas formas entró a la casa y observó todo desordenado. Los delincuentes se llevaron 4 mil dólares, ropa, tarjetas de crédito, máquinas de foto y hasta los documentos personales de los turistas.

En esa oportunidad, Palmai recomendó a los argentinos que piensen ir a veranear a esa región que no alquilen viviendas aisladas, sino que opten por hoteles, posadas o aparts, alternativas en las que en esta temporada no hubo asaltos.

En otra playa de la zona, llamada Gobernador Celso Ramos, dos familias santafesinas sufrieron el 9 de enero el robo del chalet que alquilaban juntas. Los delincuentes se llevaron 3500 dólares, 5 mil pesos, una cámara fotográfica digital, teléfonos celulares, reproductores de MP3, electrodomésticos y otros artículos. En esa ocasión, uno de los afectados contó que “en la inmobiliaria nos habían dicho que el chalet tenía alarma, pero cuando ocupamos la casa nos encontramos con que no funcionaba”.

Compartir: 

Twitter
 

Enrique Petracchi prefirió evitar que se difundiera el detalle de qué le robaron de la casa.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.