SOCIEDAD › LOS TEMAS PARA EL PROXIMO JEFE DE GOBIERNO

La agenda que viene

Sea quien fuere elegido hoy, los temas de la ciudad que destacaron los candidatos tienen en común que implican una negociación con el Estado nacional. Urbanizaciones, transporte, la policía, el reciclado de basuras y hasta el presupuesto dependen de acuerdos entre las partes.

 Por Eduardo Videla

La relación con la Legislatura, por un lado, y con el Estado nacional, por otro, serán el marco en el que el futuro jefe de Gobierno deberá plantear su gestión. Los grandes desafíos que han trazado tanto Mauricio Macri como Daniel Filmus comprenden temas decisivos como la seguridad, el tránsito y el transporte, la urbanización de villas y la construcción de viviendas, que dependen en gran medida de decisiones a tomar en consenso con la Nación (tanto el Ejecutivo como el Congreso), pero también por iniciativas propias. En la Legislatura, según cómo se mire, el macrismo tendrá mayoría, con 28 legisladores sobre 60, aunque en temas cruciales podría quedar en minoría ante un bloque opositor de 32 diputados. Para Filmus, con un bloque minoritario, la cuenta podría ser favorable en debates donde haya polarización de opiniones. Los principales problemas que debe resolver el jefe de Gobierno que asuma el 10 de diciembre, según los propios candidatos, son los siguientes:

- Seguridad: Tanto Macri como Filmus proponen el traspaso de parte de la Policía Federal a la Ciudad y la creación, a partir de esos efectivos, de una nueva fuerza. Esa medida es reclamada por la Ciudad desde hace más de diez años, cuando Buenos Aires se convirtió en Ciudad Autónoma, y cuando la denominada Ley Cafiero le quitó la potestad de tener una policía propia. De modo que será necesario, para concretar ese traspaso, que ambas cámaras del Congreso deroguen esa ley, pero antes que eso, que el gobierno nacional tome la decisión política de ceder parte de la fuerza. Los dos candidatos coinciden, en su discurso, en que la policía es sólo una parte del tema seguridad, y le dan singular importancia a la necesidad de desarrollar políticas de inclusión social. Esas políticas, sí, serán resortes de su administración.

- Inundaciones: En los últimos años la ciudad registró anegamientos menores que hace un lustro, pero las lluvias torrenciales de este año han generado colapsos en diversos puntos, provocando picos de mal humor en los porteños. Hay un Plan Director de Ordenamiento Hidráulico, que ya tiene financiamiento aprobado. La principal de las obras previstas es el ensanchamiento del arroyo Maldonado. También deben instalarse válvulas esclusas en las desembocaduras en el Río de la Plata, para evitar el reflujo cuando hay sudestada y permitir un correcto drenaje.

- Tránsito: La extensión de la red de subterráneos es la medida estratégica clave propuesta por los dos candidatos. Se acompaña de la construcción de playas de disuasión en las cabeceras de las líneas. También se habla del trazado de carriles y vías exclusivas para el transporte automotor, pero en este tema vuelve a jugar otra vez la competencia de la Nación, que tiene todavía bajo su órbita el manejo de los recorridos de las líneas de colectivos y el control de las líneas de subte. También depende de Nación la largamente demorada construcción de la Autopista Ribereña, que contribuiría a completar el anillo vial de la ciudad. Una autopista de circunvalación que ayudaría a sacar de las calles de la ciudad los centenares de camiones que la atraviesan diariamente.

- Vivienda: En la ciudad hay 150 mil personas que viven en villas. Los dos candidatos plantean la urbanización de esos barrios, abrir calles y dotarlos de servicios públicos. En cuanto a la Villa 31, en Retiro, otra vez entra a tallar la Nación, ya que los terrenos donde está asentada pertenecen a esa jurisdicción. Ambos candidatos hablan de construir 10 mil viviendas por año con recursos propios, más las 7500 que financia el Estado nacional mediante el Plan Federal de Viviendas.

- Recolección de residuos y cartoneros: Los dos candidatos están de acuerdo con la “contenerización” de los residuos, que se puso en marcha durante la actual gestión, y con la separación domiciliaria de residuos. El principal desafío en ese sentido es cumplir con la Ley de Basura Cero, que marca pautas de reducción en la generación de residuos que van a parar a los rellenos sanitarios. En cuanto a los cartoneros, los dos candidatos coinciden –en sus dichos– en que pretenden sacar de la calle a estos recolectores informales para que hagan su trabajo de selección en espacios cerrados. Macri habla de garantizarles un salario y Filmus, de promover cooperativas. Lo cierto es que la actividad, hoy en día, tiene sentido para los cartoneros, en buena medida, por su carácter cuentapropista. Además, la ciudad está atrasada en la construcción de centros verdes, donde se realicen las tareas de clasificación y reciclado.

- El auge de las construcciones: En este punto, la pelota está en manos de la Legislatura, que debe aprobar primero el Plan Urbano Ambiental y luego modificar o no los Códigos de Edificación en los distintos barrios para frenar (o no) la construcción indiscriminada de edificios en torre. Los dos candidatos se pronunciaron a favor de que los barrios conserven su perfil y que en cada comuna se defina hasta dónde van a crecer las edificaciones.

- Comunas: Es sobre todo un desafío político. La elección de autoridades comunales debió hacerse este año pero sufrió una nueva postergación, esta vez en función de las elecciones para jefe de Gobierno. El cambio que implica la puesta en marcha de las comunas es decisivo para el futuro de la ciudad: representa el comienzo de una fuerte descentralización del poder administrativo y de las decisiones en cuestiones barriales. También implica el inicio de una nueva forma de manejo territorial en los distintos barrios por parte de las fuerzas políticas y vecinales.

- Presupuesto: En este rubro, el mayor desafío será equilibrar las cuentas –si es que la actual no cumple con la promesa de entregarlas en orden– sin aumentar los impuestos, como prometieron los candidatos. No se descartan, sin embargo, revalúos inmobiliarios por el cambio de zonificación en algunos barrios.

- Salud: Ya son varias las administraciones que se propusieron poner en marcha los hospitales en turnos vespertinos, pero recién la actual lo ha logrado muy parcialmente, con experiencias piloto en tres centros, con un tiempo de funcionamiento que resulta breve para evaluar sus resultados. La futura administración debería continuar en esta línea de optimizar la infraestructura y los recursos humanos disponibles. También debe concretar la demorada construcción del Hospital de Villa Lugano. Los dos candidatos coinciden en que es necesario además fortalecer los centros de salud. Aunque hay suficientes médicos en el sistema, faltan enfermeras y anestesistas. Finalmente, deberá desarrollar el incipiente sistema de atención de las adicciones que comenzó a implementarse en la ciudad.

- Educación: El mayor problema en este rubro es el edilicio: faltan vacantes para alumnos en la zona sur de la ciudad, y hay graves fallas de infraestructura en los edificios existentes. Aunque se desarrolló una importante inversión en la materia, viene fallando el sistema de control de obras, lo que llevó este año a numerosos problemas que derivaron en situaciones de inseguridad y la consiguiente suspensión de las clases.

- Desigualdad social entre el norte y el sur de la ciudad: Hoy, en el sur de la ciudad (desde la avenida Rivadavia hacia el Riachuelo), la mortalidad infantil es el doble que en el norte y la desocupación es tres veces mayor. Asegurar las condiciones que garanticen equidad social tal vez sea el mayor desafío que deba enfrentar el próximo gobierno, ya que tales atributos no suelen depender de la lógica de mercado –que, por el contrario, apunta muchas veces a agudizar las diferencias– sino a políticas activas por parte del Estado porteño.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.