SOCIEDAD

La prueba del delito

Un hombre discapacitado robó una cadenita de oro a una anciana en la localidad de Bernal, partido de Quilmes, y al ser detenido por la policía se la tragó. El hecho ocurrió el martes a la noche, alrededor de las 21.30, en la esquina de Dardo Rocha y Liniers, donde una anciana de 73 años ayudó a descender de un colectivo al joven que tenía una pierna amputada. El hombre, ante la vista de todos, le arrebató una cadena y varios pasajeros lo atraparon y lo entregaron a la policía. Pero en el interin, el ladrón se tragó el producto de su robo y hubo que llevarlo al Hospital de Quilmes para recuperar la prueba del delito.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.