SOCIEDAD › EN SOMALIA CREEN QUE HOY ENTREGAN A LA ENFERMERA ARGENTINA

Esperando la liberación de Pilar

Las negociaciones por la liberación de la voluntaria argentina de Médicos Sin Frontera, secuestrada por un grupo desconocido junto a una médica española, se reanudaron ayer, pero sin llegar a un acuerdo. Llamada de CFK a Rodríguez Zapatero. Reclamo internacional.

El mensaje “esperanzador” llegó de boca del primer ministro de Somalia, Nur Hassan Hussein, a oídos del ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos. La enfermera argentina Pilar Bauzá Moreno y la médica española Mercedes García podrían ser liberadas hoy. “Todavía no hay acuerdo”, aclaró el somalí, pero la negociación ya fue reanudada, luego de quedar suspendida el miércoles pasado por la noche. Aunque no abundó en detalles, la presidenta Cristina Fernández aseguró haber hablado ayer con su par español, José Luis Rodríguez Zapatero, preocupada por la suerte de la compatriota que colabora con los Médicos Sin Fronteras (MSF).

Según se informó desde el departamento de relaciones exteriores español, Moratinos insistió a Hussein en la necesidad de priorizar la seguridad de estas dos mujeres secuestradas en Puntlandia, en la región noroeste del país. Las negociaciones se desarrollan en un lugar montañoso en las afueras de la localidad de Bosasso, donde los milicianos raptaron a las cooperantes cuando se dirigían a un centro de refugiados. Según fuentes policiales somalíes, los cuatro secuestradores se encuentran en el interior de una vivienda y están rodeados por 200 milicianos de las fuerzas de seguridad local. El canciller español se contactó con su colega argentino, Jorge Taiana, con la idea de trabajar en conjunto con los representantes diplomáticos que ambos países tienen en un país vecino de Somalia, Kenia.

Desde allí partieron el embajador español, Nicolás Martín Cinto, y el encargado de Negocios de la embajada argentina en Kenia, Fernando Rolandelli, quienes se dirigieron a Puntlandia para seguir de cerca las negociaciones y ya mantuvieron los primeros contactos con las autoridades de la región. Ni España ni Argentina tienen representación diplomática en Somalia, porque en ese país no hay un gobierno central que haya impuesto su autoridad ante los clanes y grupos insurgentes, enfrentados desde 1991.

“Allá (en Somalia) hay un ambiente de positiva esperanza. Se piensa que quizá mañana (por hoy) a la mañana podría haber una solución positiva para este hecho que nos preocupa, que estamos siguiendo muy de cerca”, comentó Taiana, tras asegurar que el gobierno tiene información de que Bauzá Moreno “está viva y está bien”. Esta información fue respaldada por el vocero de la sección española de Médicos Sin Frontera (MSF), Carlos Ugarte, quien afirmó que la ONG tiene información de que ambas cooperantes se encuentran “en buen estado de salud”. El diplomático pidió prudencia y precisó que las dos mujeres “están a 20 kilómetros de Bosasso, en la región de Puntlandia, frente a Yemen. Es una zona difícil, de muchas milicias”. En un comunicado emitido ayer, la Cancillería argentina afirmó que ambos gobiernos desarrollan una “estrecha actividad conjunta para resolver la situación” de las rehenes junto con autoridades somalíes y el Consejo de Ancianos de Bosasso, que ayer retomaron las negociaciones con los cuatro captores de la joven argentina, de 25 años, y la médica española, de 50.

Aunque evitó dar detalles de la comunicación con Zapatero, la presidenta Cristina Fernández reveló durante un acto en la Casa Rosada que llamó a su par español “porque una compatriota nuestra está en estos momentos siendo rehén en la lejana Somalia, en Africa”. Otro que habló fue el vicecanciller argentino Roberto García Moritán, quien se comunicó con el titular de la Liga Arabe, Amre Mussa, y con autoridades de la Cruz Roja y otras instituciones humanitarias, para pedirles “colaboración” en el proceso. En tanto, Naciones Unidas se sumó ayer al reclamo internacional para que las rehenes sean liberadas “sin condiciones”, a través de una exhortación a los captores que realizó el representante especial de ONU para Somalia, Ahmedou Olud-Abdalá. “El secuestro de trabajadores humanitarios no contribuye a la causa de la paz en ese país o a su cultura tradicional de hospitalidad, sobre todo en este período religioso de alegría y perdón”, destacó.

Las voluntarias, que participaban de un programa de nutrición infantil de MSF, fueron secuestradas el miércoles a las 8.15 hora somalí, 2.15 de Argentina, cuando viajaban con un chofer y un intérprete hacia un centro de nutrición para refugiados. El vehículo fue interceptado por seis hombres armados con rifles de asalto Kalashnikov AK-47, dos de los cuales se entregaron a poco de ser descubiertos. Los otros cuatro hombres llevaron a las dos voluntarias a la población de Giriso, zona montañosa a cinco kilómetros de Bosasso. Ayer prometieron liberar a las rehenes si se respeta su vida y no se les persigue judicialmente. Somalia está considerado uno de los países más peligrosos del mundo: la nación vive en anarquía desde hace 16 años, sin ejército nacional y sumida en una profunda crisis humanitaria.

Compartir: 

Twitter
 

Pilar Bauzá Moreno trabajaba en un proyecto de nutrición.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.