SOCIEDAD

Los beneficios de amamantar

 Por Pedro Lipcovich

“La leche materna va cambiando a lo largo de los meses para acompañar el desarrollo del bebé, y aporta inmunidad para los gérmenes específicos del medio en que habitan madre e hijo”, destacó Nicolás Kreplak, subsecretario de Medicina Comunitaria, Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Nación.

“En los primeros seis meses de vida, el bebé todavía tiene que desarrollar su sistema inmunitario: los anticuerpos que la madre produce y libera junto con la leche son la parte complementaria del sistema inmune de su bebé. Y la madre, respecto de los gérmenes habituales del medio en que vive, ha adquirido una inmunidad que a su vez transmite al hijo. Además, durante la lactancia la mamá produce la hormona prolactina, que a su vez estimula el sistema inmune: por eso es frecuente que la mujer se enferme menos mientras da de mamar; y también el niño recibe esa hormona que estimula su inmunidad”, explicó Kreplak.

Por otra parte, “la leche materna se modifica a lo largo del tiempo: al principio, ofrece al bebé hidratos de carbono de rápida absorción, y después va ganando en capacidad nutricional, con grasas y proteínas. Además, ciertamente, la posición en que el chico toma el pecho, en relación directa con los ojos y el corazón de la madre, propicia una situación vincular que es muy importante”, agregó el subsecretario de Maternidad.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.