las12

Viernes, 25 de abril de 2008

Para ver mejor

 Por Guadalupe Treibel

Hace unas semanas conocí a Doly, una colombiana con causa, militante de la red urbana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC). Y, claro, terminamos hablamos de la lucha armada, de la selva, de la incompatibilidad de discursos con el gobierno de turno. En su país hay guerrilla y bajas en acción, hay gente que desaparece, gente que apoya, gente que no apoya, aprietes, oscurantismo. Doly es mujer y es militante y, más allá de compartir o no una ideología y una forma de lucha, nos une la condición femenina. Y no es un dato menor. En un mundo (porque es el mundo, no un país) con paradigmas fundados en un sentido común de otrora, la desvaloración femenina sigue siendo una constante. Ella habla fuerte (la voz fuerte) y con argumentos entre sus amigos militantes porque el respeto se construye con doble esfuerzo. Yo escribo (lo intento, al menos) palabras fuertes, a veces estructuras y proposiciones con una cadencia que va más allá de notas musicales... Con Las12 encontré la sonoridad, pude desplegar mi voz fuerte. Descubrí en mí una causa latente y vi, por fin, que más allá de las ideologías, las mujeres luchamos una batalla que se está ganando. En una historia con héroes de porcelana y nombres masculinos, ser mujer es un poco revolucionario. Por eso el suplemento intenta quebrar (lo está logrando) la “historia oficial” y cada viernes hace de las mujeres en su tinta, una banderita más que flamea con ganas. Porque el conformismo ya no conforma. Se nota en el rock de polleras, en la vanguardia artística, en lo social, en la política. En el pop británico, por ejemplo, las chicas están saliendo de sus cuevas de caramelo y contando verdades en primera persona; para ellas el amor ya no va con A mayúscula. Son historias personales e intimistas, lejos de un endulzamiento arquetípico. Es que, sí, ¡somos agridulces! ¡Oh, novedad! Basta de la noción naïve de la nena buena, de la versión “boutique” de la rockera loca. Y aunque para muchos no es fácil sacarse las anteojeras, una vez que se fueron, se fueron en serio. Pero –ojo– que Las12 quiere más. No sólo saca los culos de botella. Da binoculares.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.