DEPORTES › EN TIEMPO CUMPLIDO, CENTRAL LE EMPATó A UNIóN EN SANTA FE.

Magnífica aparición de Lucho

En el último minuto, el gol de Figueroa representó también la única jugada de peligro que el canaya fue capaz de llevar al arco de Limia. Unión lo ganaba desde el principio y empezó a regular apenas empezado el complemento.

Algunas cosas no cambian en Central, al menos cuando el equipo debe presentarse fuera de casa. Ayer el canaya volvió a mostrarse débil en el juego colectivo, como lució a su paso por Corrientes o Tucumán, pero se volvió de Santa Fe con punto, el encontrar el gol Figueroa en el último segundo del partido, acción que a su vez significó la única jugada de peligro a su favor. El auriazul la pasó muy mal en la primera parte y logró corregirse en el complemento, con tímida reacción, pero que fue suficiente para evitar una derrota que asomaba inexorable.

En general, los partidos que Central juega de visitante tienen un denominador común: el rival encuentra su mejor expresión deportiva, muestra a algunos de sus jugadores en alto nivel de rendimiento y el público local enloquece al ver cómo su equipo supera con claridad al canaya. Como antes lo hicieron Boca Unidos o Atlético Tucumán, Unión se llevó por delante al auriazul en la primera parte, aunque solo marcó un gol.

Paulo Rosales y Pablo Pérez, dos ex Ñuls, marcaban el ritmo de juego, en un partido cargado de emociones por la incesante predisposición ofensiva del local. Central se vio superado en todos los aspectos del juego, básicamente porque en la primera media hora ningún jugador canaya le pudo dar un pase a un compañero.

En el primer desborde de Velásquez por izquierda llegó el gol, al aparecer Montero por el primer y desviar el balón para superar a Broun. Luego el árbitro anuló correctamente un tanto encontra de Chitzoff (cabezazo hacia atrás) por posición adelantada de Quiroga, lo que disparó la ira de los locales, público y cuerpo técnico, elevando al máximo la temperatura del partido entre los futbolistas.

Entre tanto, Central lucía atudido en la cancha, sin aptitudes para reaccionar, presa de los nervios y de las imprecisión, como la de Jonatan Gómez, que ni siquiera podía sostener la pelota en sus pies.

Todo estaba bajo dominio de Unión. Esa clara superioridad llevó a Central a jugar como lo hacía bajo la conducción de Reinaldo Merlo. Pero el tatengue fue benévolo: dejó pasar todas las acciones de gol que creó, algunas por las intervenciones de Broun, otras por defecciones en la definición. El auriazul perdía por un solo gol, y eso era lo mejor que le pasó tras sus pésimos primeros 45 minutos de fútbol.

Es por eso que Rivoira buscó estimular el despertar de su equipo con dos variantes realizadas en el entretiempo: salieron Peppino y Chitzoff, ingresaron Shaffer y Rivero, y el equipo paró con doble línea de cuatro, intentando dar con algo de estabilidad táctica, jamás encontrada en la primera parte.

Lo que logró Central fue apenas restarle protagonismo a Unión al ser equitativo el reparto de la pelota. Lo que no pudo Rivoira con los cambios es hacer que sus dirigidos construyan algo interesante cuando dispusieron del balón.

Con el ingreso del delantero Claudio Velázquez el entrenador auriazul se jugó la última carta para acercarse al uno local. En verdad el canaya logró aproximarse a Limia, aunque el gol del empate siguió estando lejos. Como consuelo, al menos el equipo se despejó de la preocupante imagen de la primera parte. Pero el partido tendrá un desenlace inesperado: Unión se metió en su arco a sostener la diferencia y en el último avance Figueroa se encontró con la pelota en el área y sacó una mediavuelta que significó el empate. Unión sacó del medio y terminó el partido, y los tatengues cargaron contra el árbitro por los cuatro minutos de agregado.

1 Unión: Limia; Zurbriggen, Avendaño, Correa, Juan Pablo Cárdenas; Montero, Pablo Pérez, Vidal, Velásquez; Paulo Rosales; Quiroga. DT: Frank Kudelka.

1 Central: Broun; Valentini, Peppino, Braghieri; Guizasola, Diego González, Cristian González, Chitzoff; Gómez; Medina, Figueroa. DT: Héctor Rivoria.

Goles: PT: 4m Montero (U). ST: 45m Figueroa (C).

Cambios: ST: Desde el inicio Shaffer por Peppino y Rivero por Chitzoff (C), 12m Mannara por Paulo Rosales (U), 21m Velázquez por Diego González (C), 30m Gaitán por Montero (U) y 41m Zárate por Quiroga (U).

Arbitro: Diego Ceballos

Cancha: Unión de Santa Fe

Compartir: 

Twitter
 

Kily y el Pulpo González, involucrados en la disputa de la pelota con Velásquez de Unión.
Imagen: Télam
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.