CIUDAD › ROSARIO/12 CONFIRMó QUE HUBO TRES ROBOS A LARRAURI ANTES DEL SANGRIENTO HECHO DEL JUEVES.

Datos que pueden ser muy relevantes

Los robos anteriores no fueron denunciados, pero preocupa a los pesquisas cómo se filtró el dato del dinero para que actúe la banda que baleó al chofer y asesinó al ex policía que actuaba como custodio en el traslado del dinero.

 Por José Maggi

"Este es el cuarto robo en los dos últimos años que sufre Larrauri. Los otros tres nunca fueron denunciados, habría que ver cuál es el motivo". Esta frase fue pronunciada por una alta fuente de la investigación, que si bien se esforzó en remarcar que no se investigaba a la víctima, confió el dato que significa un punto nada desdeñable y una de las pistas para la resolución del caso que lleva adelante la justicia: La posibilidad de que hubiese dinero no declarado que se maneja en un circuito que fue vulnerado en cuatro oportunidades y la existencia de un soplón. Es que los robos se produjeron con datos muy finos aportados por alguien que lo conocía en detalle con lo que se evidencia un entregador. Este último episodio ganó la luz pública por el brutal crimen del ex policía que oficiaba de custodio, cuando transportaban dinero del frigorífico Larrauri, el jueves en Granadero Baigorria.

La posibilidad de un robo de un cifra de "seis ceros" -el trascendido que con fuerza atraviesa el cordón industrial-, fue descartada por el propio empresario ante los pesquisas, quien sólo reconoce una cifra de "cuatro ceros". Por el perfil de empresario próspero de Oscar "Poppy" Larrauri, se entremezcla en la región con la de dueño de una financiera que legalmente opera en la región.

En rigor la declaración de Larrauri -que llegó acompañado por su abogado Víctor Corvalán- aportó poco y nada al esclarecimiento. El ex corredor de Fórmula Uno se mostró muy consternado por los hechos, y por el estado de Hugo Debonis, su mano derecha, que era el chofer que recibió cuatro disparos a corta distancia a pesar de lo cual sobrevivió. Distinta suerte corrió el ex policía Julio Mariño, retirado de la fuerza en 2008 quien falleció con un tiro en la nuca.

Pero el esclarecimiento del sangriento robo choca ahora con otras trabas. "Se nota el cansancio de algunos jefes policiales, hay muchos que cumplen los treinta años de servicio, y en esta época del año muchos ya se están yendo. Vos ves cansancio en mucha gente", confió uno de los pesquisas que también valoró como negativo el hecho de que esta admnistración provincial se esté retirando. "No es por lo que hagan un ministro o un secretario, sino por lo que los comisarios les respondan". Sin embargo, hay quienes en ese marco, actúan como policías: tal el caso del uniformado que llegó entre los primeros al escenario del crimen y filmó con su teléfono celular los datos que Debonis brindaba estando herido aún dentro del auto. La víctima se recupera por estas horas pero permitió tener los primeros datos sobre la mecánica del golpe y los autos usados.

Por otro lado tampoco ayuda, la sistemática negativa de las autoridades del área de reconocer que puede haber una banda local. Sólo repiten que era una banda de Buenos Aires porque uno de los autos tenían captura bonaerense.

En rigor una fuente la investigación, reconoció que muchos robos no son denunciados porque responden a dinero en negro de operaciones, que en este región son básicamente fruto de la venta de cereal en negro, y que justamente en esta época comienza a concretarse.

Hasta el momento los investigadores pudieron establecer que el violento asalto ocurrido el jueves a la tarde en Granadero Baigorria, fue llevado adelante por una banda cuyos integrantes, además de portar armas de fuego de uso militar, vestían ropas similares a los uniformes policiales y contaban con chalecos antibalas. El dato de la indumentaria refuerza la teoría de que el sangriento golpe fue implementado con el apoyo local que aportó los datos necesarios para dar el golpe.

Fue el propio Debonis quien aportó la descripción del tipo de vestimenta que llevaban los hampones. El hombre manejaba un Peugeot 307 por la autopista Rosario Santa Fe, y Mariño, un ex policía de 60 años que cumplía funciones de custodio, iba como acompañante. Cuando el auto ingresaba a la colectora que lo llevaría hacia la ruta 34 S para llegar a Baigorria, fueron emboscados por una banda que actuó divida en dos vehículos.

Compartir: 

Twitter
 

Los primeros datos los dió el chofer herido de cuatro balazos que milagrosamente salvó su vida.
Imagen: Gentileza diario La Capital
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.