CIUDAD › CRITICAS DE COMERCIANTES Y EDILES OPOSITORES

Un freno al proyecto oficial

Reordenar el tránsito en el micro y macro centro de la ciudad -ampliando el estacionamiento medido en algunas áreas e impidiendo estacionar en la city-, cosechó cuestionamientos.

El proyecto de la intendencia para reordenar el tránsito en el micro y macro centro de la ciudad -ampliando el estacionamiento medido en algunas áreas e impidiendo estacionar en la city-, cosechó ayer fuertes cuestionamientos de los empresarios de la zona y de los concejales de la oposición. Desde la Asociación de Amigos de Calle Corrientes, Héctor Vergara aseguró que de implementarse la propuesta del municipio, las ventas de los comerciantes bajarán "cerca de un 25 por ciento", tras lo cual cuestionó la iniciativa al entener que beneficiará "fundamentalmente a los grandes shopings". El vicepresidente del Concejo, el edil justicialista Osvaldo Miatello criticó "el exagerado aumento de la tarifa, que sólo puede tener justificación en un desmedido afán recaudatorio. Cobrar tres pesos por una hora de estacionamiento en la vía publica, sin ninguna contraprestación supone un exabrupto". El intendente Miguel Lifschitz defendió la iniciativa oficial, consideró que las críticas se deben a que "todavía no se conoce bien el proyecto", tras lo cual advirtió que "estos son temas sobre los cuales no se puede opinar livianamente".

El mensaje del intendente Lifschitz, con la firma de la saliente secretaria de Servicios Públicos, Clara García ingresó ayer al Concejo. La metodología utilizada por la municipalidad, de anunciar la propuesta primero en rueda de prensa y recién después enviar la iniciativa al Palacio Vasallo generó la primera crítica opositora.

A través de un comunicado, el bloque de concejales del Frente Para la Victoria repudió "la metodología de usar los medios de comunicación como Mesa de Entrada del Concejo. Una relación adulta entre Departamento Ejecutivo y Concejo supone el envío de un mensaje como paso previo a la publicación periodística. No entendemos este menosprecio a este cuerpo, más cuando es presidido por un concejal del partido gobernante".

Los concejales justicialistas fustigaron además la audiencia pública convocada por el municipio para discutir el proyecto. "Resulta tragicómico ver como se informa de las medidas que se van a adoptar con el estacionamiento medido y luego se anuncie una audiencia pública para el 28 de noviembre para escuchar opiniones", señalaron.

Para la principal bancada opositora, "la anunciada prohibición del estacionamiento medido en el micro centro impacta fuertemente contra la vida comercial del área, favoreciendo, sin lugar a dudas, a los grandes centros comerciales (shoppings). El exagerado aumento anunciado de la tarifa sólo puede tener justificación en un desmedido afán recaudatorio. Cobrar tres pesos por una hora de estacionamiento en la vía publica, sin ninguna contraprestación supone un exabrupto".

"La anunciada construcción de playas de estacionamiento subterráneas -continuaron- medida en si mismo correcta, es, hasta ahora, un mero enunciado, ya que no se precisan lugares ni tiempos. Lo que debió haber sido previo se lo ubica en un futuro incierto".

Según el bloque justicialista "en definitiva, el único beneficiario de la media anunciada resulta ser el futuro concesionario del área de estacionamiento medido, que no solo amplía la superficie sino que va a obtener pingues ganancias por el aumento inusitado de la tarifa".

Los comerciantes también dijeron lo suyo. Héctor Vergara lamentó "que se tomen medidas que deben revisarse cada tres años", razón por la cual reclamó "un debate serio entre todos los sectores para que se adopten soluciones de fondo y consensuadas". Luego, pronosticó que de implementarse la ordenanza tal cual la redactó la intendencia, las ventas del sector "caerán entre un 20 y un 25 por ciento. Esto lo decimos porque conocemos la idiosincracia del rosarino, que le gusta estacionar frente al lugar donde va a hacer las compras y no a varias cuadras".

Para Vergara "son otras las verdaderas razones que explican el congestionamiento de tránsito en el microcentro, entre ellas las reparaciones que hacen las empresas de servicios públicos en las calles y no los autos particulares que circulan, estacionan y consumen".

El intendente Lifschitz recogió el guante y defendió el proyecto oficial. Consideró que las críticas se deben a que "todavía no se conoce bien el proyecto", tras lo cual advirtió que "estos son temas sobre los cuales no se puede opinar livianamente. Se ha trabajado mucho, se ha estudiado con mucha profundidad el tema desde el punto de vista del tránsito, del planeamiento urbano, desde distintas perspectivas, y se ha hecho una propuesta integral que quizás no deja conforme al ciento por ciento, pero que apunta básicamente a dos objetivos: mantener el libre ingreso al centro, que tiene que ver con la vitalidad comercial, pero al mismo tiempo limitar las zonas de estacionamiento para permitir que el tránsito sea más fluido" dijo el titular del Ejecutivo en declaraciones a LT8.

"Es decir mantener lo que quieren los comerciantes, que es el ingreso fácil y accesible del automovilista en el centro, pero también evitar el gran congestionamiento", simplificó.

Compartir: 

Twitter
 

De implementarse la ordenanza, las ventas del sector "caerán entre un 20 y un 25 por ciento". "Al rosarino le gusta estacionar frente al lugar donde va a hacer las compras".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.