01:12 › Y AHORA LE TOCA AL SENADO

Diputados aprobó la nueva Ley de Medios por 146 votos

Sin la presencia de los legisladores opositores, quienes se retiraron del recinto, la Cámara de Diputados, luego de más de doce horas de debate, le otorgó media sanción al proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, por 146 votos afirmativos, 3 negativos y 3 abstenciones. Las objeciones manifestadas por los bloques de la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y el peronismo disidente, que denunciaron "irregularidades" y presentaron cuestiones de privilegio pasaron a la comisión de Asuntos Constitucionales.

El diputado de Frente para la Victoria Julio Piumato dijo esta noche durante el debate que “la oposición no manifestó la voluntad de debatir, sino de oponerse” al referirse a la actitud de algunos miembros de otros bloques.

“No ha habido una ley desde la vuelta a la democracia que haya tenido una participación popular tan grande como esta”, dijo y agregó que “se siente orgulloso de tratar una ley que le permite a los argentinos recuperar uno de los derechos fundamentales como la libertad de expresión”. El debate en Diputados lleva más de nueve horas.

“La libertad de expresión se encuentra absolutamente cercenada porque está regida por una ley sancionada durante una dictadura militar”, sentenció.

El legislador cargó además contra Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA) y Asociación de Radiodifusoras Privadas Argentinas (ARPA), organizaciones a las que acusó de “haber sido cómplices de los militares durante la dictadura”.

Pasadas las 21, el diputado electo Fernando “Pino” Solanas destacó los cambios que se hicieron recientemente sobre puntos marcados por su partido del proyecto de ley. Aseguró que “dos terceras partes de las sugerencias“ que fueron haciendo, se revieron y modificaron. De tal modo, mientras que durante la mañana Solanas no daba el quórum, esta noche participará en la votación.

Por su parte, el diputado electo Claudio Lozano, destacó su presencia en la votación y remarcó que “lo que acá se está votando no es un partido político, sino una legislación de los controles de las industrias infocomunicacionales”. Sin embargo, tanto Lozano como Solanas están dispuestos a seguir discutiendo otros puntos de Ley, tales como el ajuste a las redes de parte de los medios en tres años y no en uno como lo indica el proyecto.

Lozano enfatizó que “lo que se vota hoy, incluso con lo que debe modificarse, es mejor de lo que existe” y finalizó diciendo que “la oposición conservadora se retira porque no quiere tratar el tema, si quisiera debatir se quedaría y daría quórum para tratar de cambiar la autoridad de aplicación”.

Anteriormente, el diputado nacional Norberto Pedro Erro, de Buenos Aires por el Cambio, elogió esa modificación del proyecto de Ley de Comunicación Audiovisual realizada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Antes, Omar De Marchi, del Partido Demócrata de Mendoza, había asegurado que “estamos votando una de las leyes más importantes de la república”

Por su parte, la diputada nacional por Tierra del Fuego, Nélida Belous, del Proyecto Progresista, dijo que en su provincia se realizaron varios debates sobre la Ley de Comunicación Audiovisual y que las voces que trajeron al proyecto “fueron incorporadas”. “No es una ley cerrada sin aportes como se dijo, todo lo contrario”, dijo.

Claudio Lozano “saludó” las modificaciones al proyecto y anticipó que su bloque votará a favor de la ley en forma general pero seguirá “sosteniendo en el debate en particular algunos puntos”, entre ellos la constitución de la autoridad de aplicación. En el mismo sentido se había pronunciado antes la titular de la bancada socialista, Silvia Augsburger.

El diputado comenzó su exposición ante la Cámara baja recordando que en la actualidad “sólo cuatro firmas tienen el control sobre la producción cultural y de comunicación”, concentrados en “dos grupos dominantes, Clarín y Telefónica”.

“Ante este contexto, y si lo que hizo posible fue la ley de la dictadura, nosotros desde Proyecto Sur estamos absolutamente seguros de que esto es mejor que lo que está y vale la pena acompañarlo”, afirmó Lozano.

En tanto, criticó los cuestionamientos de partidos opositores realizados al principio del plenario porque evitaron tratar las cuestiones “de fondo”.

Y manifestó que “es inaceptable que haya legisladores que manifiesten ignorancia sobre la historia de la ley y tengan el tupe de subestimar el proceso de construcción política que dieron organizaciones sociales en nuestro país”.

“Este Gobierno tiene un mérito y es que el proyecto está acá en discusión”, dijo, al tiempo que reconoció que “este Gobierno ha coqueteado con este proyecto de ley y lo ha subordinado a las idas y venidas con su relación con los medios de comunicación”.

Pero preguntó a los legisladores presentes en el recinto: “Qué derecho tenemos nosotros para tirar por la borda todo el trabajo realizado por las idas y venidas del Gobierno actual”.

Por último, Lozano anticipó que en la votación en particular su bloque cuestionará la composición de la autoridad de aplicación pública y, como varios diputados opositores, abogará por que esté conformada por miembros del Parlamento.

A su turno, la titular del bloque parlamentario del Partido Socialista, Silvia Augsburger, anticipó que votará junto a los miembros de su partido “afirmativamente en general” y no se mostrarán a favor de varios puntos en particular.

"Si se pone en una balanza el texto vigente, el de la dictadura, con las modificaciones de la democracia y el texto puesto hoy, la balanza se inclina en favor de este último", sostuvo Augsburger.

En tanto, el diputado Jorge Sarghini, de Unión Popular, se mostró en contra del proyecto oficial y aseguró que “no cumple con sus objetivos” por lo que estimó que “será votada solo por el oficialismo y sus aliados”.

Luego fue el turno de la diputada de Encuentro Popular y Social, Paula Merchan, quien se manifestó a favor de el proyecto y destacó que “esta no es una ley ni para esta Presidenta ni para los que vengan, esta es una ley que le va a hacer bien a la ciudadanía argentina”.

Sin embargo, citó varios puntos en los que su bloque hizo planteos de modificaciones, entre ellos la constitución del órgano de administración y fiscalización y el artículo 47, para que sólo puedan introducirle cambios a la norma mediante el debate parlamentario.

Por su parte, el diputado de la Concertación Hugo Prieto defendió la iniciativa oficial y felicitó “la decisión de los diputados que a riesgo de desaparecer de los medios, de aparecer en una forma antipática, tienen el coraje cívico de hacer prevalecer los intereses de la patria antes que los de su partido”.

“La ley que vamos a sancionar hoy seguramente quedará mucho tiempo en la Argentina. Este gobierno se va a ir, el próximo pasará, pero la ley va a seguir”, resaltó, y concluyó afirmando que “hoy es un día de fiesta para la patria”.

En cambio, la diputada Laura Montero, de Consenso Federal, dijo compartir con el proyecto oficial “la necesidad de una regulación y de una nueva ley” y también los objetivos propuestos en los primeros dos artículos, especialmente en el punto donde “dice que hay que generar universalidad, pluralidad en el manejo de la información”.

Sin embargo, criticó las modificaciones insertadas al proyecto ya que junto a su bloque cree “que no se ha logrado más que un efecto cosmético” y anticipó que objetará el punto de formación de la autoridad de aplicación y que propondrá que esté conformada y designada por miembros del Congreso de la Nación.

Al abrir el debate en general de la iniciativa, el titular de la Comisión de Comunicaciones, Manuel Baladrón, destacó que se trata del proyecto que, "junto a la Ley Federal de Educación, ha llegado al Congreso Nacional con más aire fresco de consenso de distintos sectores", fruto de los foros de debate realizados en todo el país.

En este marco, Baladrón remarcó la "oportunidad de saldar una vieja deuda" que el Congreso tiene "con la sociedad" y expresó la convicción de que, con la aprobación de esta norma, se estará dando un "paso hacia delante".

Una vez que quedó inaugurada la sesión, ante la presencia del titular del Comfer, Gabriel Mariotto, desde uno de los palcos, el diputado Adrián Pérez, de la Coalición Cívica, planteó una moción para que retornada a comisión el debate de la iniciativa con el fin de darle "un tratamiento sensato" y un "efectivo debate", que fue rechazada por la mayoría de los presentes.

Diputados de la Coalición Cívica, Unión Cívica Radical y Unión-PRO presentaron mociones de privilegio por considerar supuestas "irregularidades" acerca del inicio de la sesión por haber pasado media hora del horario establecido y también por haberse firmado ayer el dictamen de comisión en un tiempo muy corto.

El presidente de la Cámara de Diputados, el jujeño Eduardo Fellner, dio lugar a las mociones presentadas por la oposición y los planteos pasarán a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

Entre los diputados que presentaron mociones estuvieron los diputados de la Coalición Cívica Patricia Bullrich, el radical Pedro Azcoiti, y Federico Pinedo, de Unión-PRO, entre otros.

El diputado oficialista Héctor Recalde rebatió cada uno de los argumentos y llamó a "debatir las cuestiones de fondo, no la forma".

Y calificó a esta norma como una de las "cuentas pendientes" del Congreso junto a la discusión de una Ley de Entidades Financieras y una nueva ley de Contrato de Trabajo.

Compartir: 

Twitter
 

ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared