18:15 › EL ESTADO POR NACER

Abbas y Netanyahu juegan sus cartas después de la Asamblea

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, quien fue recibido como un héroe en Ramallah al regreso de Nueva York, aseguró que no habrá una negociación de paz con Israel "sin el congelamiento de los asentamientos" israelíes en territorio palestinos. Sin embargo, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, llamó a los palestinos a retomar las negociaciones "sin condiciones previas con el fin de alcanzar la paz en Medio Oriente". El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas comenzará mañana a tratar el pedido realizado por Abbas para que se reconozca a Palestina como Estado en el organismo.

"Frente a nosotros el camino es todavía largo y hay quien levantará obstáculos y rechazará nuestros derechos", apuntó el titular de la ANP frente a una multitud que lo recibió festivamente en la capital de Cisjordania. Abbas exhortó a los palestinos para que sean "realistas" y se abstengan al uso de la violencia para lograr sus derechos.

Al llegar a Ramalá, Abbas realizó una breve visita a la tumba del ex presidente palestino Yasser Arafat, antes de dirigirse a una multitud que enarbolaba banderas palestinas y que proclamaba la voluntad "de rescatar a Palestina con nuestra sangre y nuestras almas".

Los diplomáticos palestinos, reiteraron que cuentan con nueve votos favorables en el Consejo de Seguridad, lo que provocaría el anunciado veto estadounidense y empujaría a Abbas a buscar la votación en la Asamblea General, donde cuentan con una previsible mayoría, pero la Asamblea sólo puede otorgarle el estatus de "observador no miembro", similar al del Vaticano.

Nabil Shaat, que integra el equipo negociador palestino, dijo que obstaculizarán "cualquier intento de hacer fracasar" la petición ante la ONU, en declaraciones a la radio Voice of Palestine recogidas por la agencia de noticias palestina WAFA.

No existe fecha para la votación de este tema que, según fuentes palestinas, cuenta en la Asamblea General con cerca de 140 votos de los 193 integrantes del organismo. El discurso de Abbas ante la Asamblea General y su éxito simbólico generaron un ambiente de euforia para los palestinos, que consideraron insuficiente la propuesta que el Cuarteto para Medio Oriente les hizo llegar para que reanuden las negociaciones de paz, propuesta que no menciona las fronteras de 1967 ni la construcción en los asentamientos judíos.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó a los palestinos que "si quieren la paz, deberán dejar de parte todas las precondiciones", en respuesta Abbas. "Los palestinos quieren un Estado, pero a cambio deberán llevar la paz", dijo Netanyahu en una entrevista a la emisora NBC.

Al complicado ajedrez diplomático se sumó también el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, quien advirtió que una posible aprobación de la propuesta palestina como estado miembro de la ONU, conllevaría "duras repercusiones".

Lieberman no precisó qué a clase de "repercusiones" se refería, pero en otras ocasiones amenazó con proponer el cese inmediato de relaciones con la Autoridad Palestina (AP), si consigue alcanzar el reconocimiento en la ONU sin llegar antes a un acuerdo de paz con Israel.

"Cualquier medida unilateral desencadenará sin dudas una reacción Israelí", añadió Lieberman, que sin embargo se mostró abierto "a pesar de la ciertas reservas" a reanudar las "negociaciones inmediatas" con los palestinos bajo la supervisión del Cuarteto para Medio Oriente.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.