12:57 › VOTAR BAJO LAS BOTAS

Sin Mubarak, Egipto accede a las urnas

Tras 60 años de dictadura y bajo las botas del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas -que dirige el país desde la caída de Hosny Mubarak en febrero pasado-, los egipcios votan de manera democrática en la fase inicial de las primeras elecciones legislativas. Unos 50 millones de votantes elegirán a los 498 diputados de la Asamblea del Pueblo, la Cámara baja del Parlamento, entre 55 partidos políticos y algo más de 15.000 candidatos. En tanto, en la plaza Tahrir, símbolo de las protestas, reina la normalidad tanto como en las inmediaciones de los centros electorales.

Sin embargo, las condiciones de la consulta, la no preparación, el estrecho calendario y la supervivencia tramposa de políticos afiliados al antiguo régimen han viciado la elección por la cual tantas personas entregaron sus vidas. Pocos confían en que de esta primera elección salga algo limpio y tangible.

50 millones de electores elegirán a los 498 diputados de la Asamblea del Pueblo, la Cámara baja del Parlamento. La consulta se dividió en tres vueltas: el 28 y 29 de noviembre, 14 de diciembre y 3 de enero. La junta militar designará a su vez a 10 diputados. La Cámara que salga electa se reunirá el 17 de marzo.

Luego vendrá la elección de los senadores, la Cámara alta –Chura–, prevista igualmente en tres vueltas: 29 de enero, 14 de febrero y 11 de marzo. Una vez que este proceso esté terminado, el CSF concedió bajo la presión popular que la elección presidencial tenga lugar durante el mes de junio.

Los 15.000 candidatos presentes son una oferta confusa, lo que condujo a que sea el movimiento más organizado, es decir, los Hermanos Musulmanes, quien tenga las posibilidades más abrumadoras de ganar. La hermandad creó para ello un brazo político, el Partido de la Libertad y la Justicia. Las demás fuerzas están organizadas en coaliciones inestables. Entre ellas, las más conocidas son la Coalición Democrática, la Alianza Islamista, el Bloque Egipcio o la alianza La Revolución Continúa. Muchos observadores coinciden en pronosticar que el choque electoral tendrá, de hecho, dos protagonistas principales: los Hermanos Musulmanes y los ex dignatarios del PND, el partido de Mubarak.

Durante la última semana intervino un factor que torna, tal vez, menos categórico el resultado de la elección: el pacto implícito entre el ejército y los Hermanos Musulmanes para mantener en pie la agenda electoral le atrajo un volumen considerable de críticas y un ascenso de los votos a favor de los liberales y su partido, el Al Wafad. Las proyecciones sitúan al partido salafista Al Nur en tercera posición y a los centristas de Al Adl en cuarta.

El primer objetivo del Parlamento electo consiste en elegir a los 100 miembros de la Asamblea Constituyente que redactar la nueva Carta Magna. Para ello tiene un plazo de seis meses, si es que nada se modifica de aquí a entonces. Por lo pronto, los Hermanos Musulmanes tienen asegurado el control del Parlamento. Ello también les abre un camino sin obstáculos para introducir los cambios que desean en la Constitución.

Compartir: 

Twitter
 

50 millones de electores elegirán a los 498 diputados de la Asamblea del Pueblo, la Cámara baja del Parlamento. La consulta se dividió en tres vueltas: el 28 y 29 de noviembre, 14 de diciembre y 3 de enero. La junta militar designará a su vez a 10 diputados. La Cámara que salga electa se reunirá el 17 de marzo.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.