22:21 › COLOMBIA

El rehén que se salvó

El sargento de la Policía colombiana Luis Alberto Erazo contó que se salvó de ser asesinado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como ocurrió con otros cuatro rehenes, por no obedecer las órdenes que habían impartido los guerrilleros que los vigilaban en caso de que se aproximaran tropas militares. Erazo, secuestrado en 1999, reveló en entrevistas a los medios que la orden que se les habían dado era correr hacia los guerrilleros para protegerse si comenzaba un operativo de rescate, ya que sino podrían quedar en medio del fuego cruzado.

Los fusilamientos ocurrieron el sábado pasado en un sector selvático del departamento de Caquetá, al sur del país caribeño, cuando los miembros de las FARC asesinaron a un militar y tres policías que estaban secuestrados junto con Erazo, debido a la sorpresiva aproximación del Ejército. Uno de los muertos fue el sargento Libio Martínez, que estaba a punto de cumplir 14 años en cautiverio y era el rehén que más tiempo llevaba en poder de la guerrilla colombiana.

El uniformado relató que ese día todo estaba en calma cuando un guerrillero que lo vigilaba le hizo varios disparos que le causaron heridas en el rostro y el cuello, tras lo cual empezó a correr en dirección contraria a sus custodios. Después de un tiempo comprendió que lo habían tratado de matar ante la proximidad de las tropas y que sus compañeros fueron ejecutados porque en lugar de correr en sentido contrario se fueron con los guerrilleros.

"Yo estaba doblando una toalla y escuché un disparo a 30 metros. Luego, la 'granizada' de disparos y más tarde los disparos en la cara y en el cuello. Lo único que se me ocurrió es irme al monte, dos guerrilleros se me pegaron, pero luego los perdí", explicó Erazo a la cadena radial Caracol.

"Son unos mentirosos. En días anteriores el comandante 'Arturo' nos dijo que ante disparos no debíamos correr hacia afuera sino hacia adentro, para que ellos nos protegieran (...) Se me olvidó la consigna y yo corro y mis compañeros sí lo hacen hacia adentro. Eso fue lo que a mí se me olvidó y mis compañeros se fueron hacia allá y los asesinaron", analizó el policía.

Según el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, tres de los cadáveres fueron hallados con tiros de gracia en la cabeza y uno en la espalda. El ex rehén contó que después de haber sacado terreno de ventaja a los guerrilleros se ocultó en la selva por unas ocho horas y volvió a caminar cuando oyó ruidos.

"En un claro muy grande en la selva vi unos uniformados que trabajaban con motosierra. Cuando veo a uno con casco y con visores nocturnos, supe que eran soldados y voy para allá. Me abrazaron y no me soltaron, me dieron la bienvenida", relató a W Radio.

Erazo comentó que estaban en poder de 42 guerrilleros, quienes no reaccionaron con drama cuando se enteraron de que el 4 de noviembre pasado había sido abatido en una acción militar el máximo líder de las FARC, Guillermo Sáenz, alias "Alfonso Cano".

El sargento dijo que la impresión que tuvo es que para los guerrilleros "un jefe se va y otro llega" y que para el grupo que lo vigilaba a él no fue sorpresivo el anuncio de que Rodrigo Londoño, alias "Timochenko" o "Timoleón Jiménez", sea el nuevo comandante de las FARC.

Sin embargo, Erazo manifestó que tiene la impresión de que "Timochenko" también caerá como su antecesor. "A Timochenko, donde esté, allá le va a caer la fuerza pública. La fuerza pública llega hasta los infiernos", advirtió. El sargento se encuentra en tratamiento médico y ha afirmado que seguirá trabajando en la institución armada.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos visita al sargento de la Policía de Colombia en el Hospital de la Policía de Bogotá.
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.