22:06 › EL CRMEN DEL COUNTRY

Carrascosa juega su última carta ante la Corte

El viudo de María Marta García Belsunce, condenado a prisión perpetua por el crimen, presentó un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia, última instancia de apelación, en el que volvió a pronunciarse inocente y pidió la absolución. La sentencia contra Carlos Carrascosa fue confirmada por la Suprema Corte de Justicia bonaerense, cuando confirmó, hace dos semanas, la pena impuesta en 2009. Carrascosa insiste con la hipótesis de que su mujer fue asesinada por ladrones a los que ella sorprendió robando en su casa y con que tanto él como la familia fueron víctimas de la ineficiencia del fiscal del caso, Diego Molina Pico.

El recurso extraordinario fue presentado el viernes pasado ante el máximo tribunal por el abogado Fernando Díaz Cantón, luego de que el 10 de este mes la Suprema Corte de Justicia bonaerense rechazara, por cuestiones formales, no revisar la cuestión de fondo y confirmar la prisión perpetua impuesta por Casación.

En su pedido, Díaz Cantón solicita que "dado la prolongada prisión injusta que padece Carrascosa", la propia Corte Suprema vaya a la cuestión de fondo, analice la prueba y lo absuelva "en forma total" no sólo por el homicidio, sino también por el encubrimiento por el que fue sentenciado, en 2007, tras un juicio ante el Tribunal Oral Criminal 6 de San Isidro.

Subsidiariamente, el abogado pide que la Corte nacional le ordene a la Suprema Corte bonaerense revisar el fallo condenatorio que, tras tres años de espera, ellos rechazaron analizar. En su presentación, Díaz Cantón critica a la Corte bonaerense al afirmar que cometieron un "exceso de rigor formal constitutivo de arbitrariedad".

En un argumento inédito hasta ahora en el expediente, Díaz Cantón tomó como "una prueba científica de que Carrascosa no cometió el homicidio", el testimonio que brindó, en el último juicio del 2011, el médico forense que hizo la autopsia de la víctima.

El forense Héctor Moreyra explicó que a María Marta le habían provocado en sus costillas "una o dos fracturas" de carácter "no vitales" con las maniobras de reanimación y que para ello es necesario que haya pasado "al menos una hora", entre el momento del deceso y los trabajos de resucitación.

Tomando los horarios del arribo de los conocidos y médicos que practicaron esas maniobras, y teniendo en cuenta ese lapso de una hora marcado por el forense, Díaz Cantón afirma que el horario del crimen tiene que haber sido "antes de las 18.30, es decir, aproximadamente media hora antes de que llegara Carrascosa".

El defensor también resaltó en la apelación el testimonio de otros médicos de la autopsia que afirmaron que ellos recién se dieron cuenta de que la víctima tenía cinco balazos en la cabeza cuando abrieron el cráneo y encontraron las balas.

Por último, el defensor apoya la hipótesis de un homicidio en ocasión de robo, menciona que "cámaras" y "alarmas perimetrales" fueron desactivadas ese día y toma como principal evidencia los ADN de dos hombres y una mujer encontrados en pequeñas manchas de sangre halladas en una alfombra, el baño, las paredes del dormitorio y la antesala de la casa del crimen.

"Esa sangre no corresponde ni a la víctima, ni al viudo, ni a ninguno de los familiares ni demás personas imputadas. Estos rastros de sangre corresponden a las personas que sostuvieron una lucha con la víctima previo a dispararle (los asesinos)", sostiene el letrado.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.