14:32 › PALESTINA

Desenterrando la verdad

La Autoridad Nacional Palestina precintó esta mañana el acceso a la tumba del líder Yasser Arafat, emplazado detrás de grandes toldos, al igual que la entrada de la Muqata, en Ramallah, la sede de la presidencia de la ANP, mientras los equipos de investigación comenzaron a abrir su tumba con el fin de extraer muestras de sus restos para establecer las causas de su muerte, en 2004.

Las operaciones continuarán hasta llegar a la capa de tierra que recubre su cuerpo, que será retirado cuando así lo ordenen los jueces franceses, los expertos suizos y los investigadores rusos, involucrados en la investigación, informó la agencia palestina de noticias Ma´an.

La investigación está a cargo de la justicia francesa, y el análisis de las muestras que se extraigan del cadáver lo realizará en París el laboratorio Toxlab, el mismo encargado de examinar los documentos médicos recabados en el hospital militar Percy (en Clamart, cerca de París), en el que Arafat falleció. Las causas de la muerte del histórico líder palestino nunca fueron aclaradas, lo que desencadenó una ola de especulaciones acerca de un posible envenenamiento, avaladas en parte porque en dicho hospital no sometieron al entonces presidente palestino a exámenes de metales pesados.

En el centro de las acusaciones están los servicios secretos israelíes, aunque las teorías de conspiración no dejan fuera algún tipo de colaboración por parte de palestinos que estuvieron cerca de Arafat en sus últimos días.

Desde la capital francesa se informó que un grupo de magistrados franceses, acompañado por policías de la brigada criminal y por un médico forense, visitarán Ramallah del 25 de noviembre al 1 de diciembre para participar en la exhumación. La ANP también pidió la cooperación en los exámenes periciales del Instituto de Radiofísica de Lausana (Suiza) que, como parte de una investigación de la cadena de televisión catarí Al Yazira en julio, halló restos anormales de polonio 210 en la ropa del mítico líder palestino.

A raíz de aquel hallazgo, su viuda, Suha Arafat, formalizó en Francia una denuncia contra sospechosos desconocidos -en la fórmula legal francesa "contra X"- por un presunto envenenamiento. Además de exhumar el cadáver, los investigadores franceses recuperarán ropa del difunto e interrogarán a quienes trabajaron y estuvieron en contacto con Arafat entre el 1 de enero y el 28 de octubre de 2004, entre ellos sus médicos.

Una parte del equipo suizo llegó a Ramallah el 5 de noviembre para preparar la apertura de la tumba y las muestras. "Hay una completa cooperación entre nosotros, los investigadores franceses y los expertos suizos", aseguró esta semana el actual presidente de la ANP, Mahmud Abbas, quien también pidió al Gobierno de Rusia que esté presente durante la exhumación, como testigo.

El sobrino del difunto y presidente de la fundación Yasser Arafat, Nasser al Qidwa, por su parte, reiteró el sábado su rechazo a la exhumación, y condenó esa "idea detestable". Según Al Qidwa, quien desde hace años se declara convencido de que Arafat fue envenenado por Israel, el descubrimiento de polonio aportó la prueba que faltaba hasta ahora. "No es necesaria una prueba suplementaria, basta con perseguir a los asesinos y a sus cómplices", advirtió.

Compartir: 

Twitter
 

El sobrino del difunto y presidente de la fundación Yasser Arafat, Nasser al Qidwa, quien está convencido de que su tío fue envenenado por Israel, "no es necesaria una prueba suplementaria, basta con perseguir a los asesinos y a sus cómplices".
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.