19:07 › ITALIA

La crisis política se mudó al movimiento de Grillo

Luego de que el Partido Demócrata consiguiera la complicada elección de sus representantes para presidir ambas cámaras legislativas, sin haber logrado alianzas con los partidos de oposición, el líder italiano del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Beppe Grillo, pidió a los senadores de su partido que no respetaron la disciplina de voto y respaldaron el nombramiento de Pietro Grasso, del PD, como presidente del Senado italiano, que renuncien a sus bancas.

"Si alguien no cumplió con su obligación le estaría mintiendo a los votantes y espero que asuman las consecuencias necesarias", señaló Grillo a través de su blog, donde además emplazó a los senadores del M5S a hacer público el sentido de su voto antes de la votación secreta. El cómico devenido en líder político recordó en su blog que el Código de Conducta del M5S, firmado voluntariamente por los senadores del grupo, establece que la votación se decide por mayoría de los parlamentarios del movimiento.

Aunque el voto es secreto, el resultado permitió deducir aritméticamente que algunos de los senadores del M5S votaron a favor del nombramiento de Grasso como presidente de la cámara, pese a que con anterioridad el movimiento antisistema había decidido votarían en blanco para no apoyar a los partidos tradicionales.

El partido de Grillo controla desde las recientes elecciones pasadas (febrero de 2010) 109 de los 630 escaños en la Cámara de Diputados, necesarios para habilitar tanto a izquierda como a derecha para la formación de gobierno, mientras en el senado su peso es menor, con 54 de los 315 asientos.

De este modo, la coalición de centroizquierda de Pierluigi Bersani, que además de Grasso en el Senado consiguió colocar a Laura Boldrini (del partido Izquierda, Ecología y Libertad) como presidenta de la Cámara de Diputados, ganó la primera batalla en el complicado escenario poselectoral italiano.

Hoy, los titulares de la prensa italiana destacaron la aparente división interna dentro del M5S, cuyos diputados no tienen ninguna experiencia en política. Sin embargo, el portavoz del grupo en el Senado, Luis Alberto Orellana, lo desmintió. "No estamos teledirigidos. Todos nosotros tenemos nuestras propias sensibilidades, nuestra propia conciencia y está claro que Pietro Grasso no pertenece al viejo aparato", señaló en declaraciones al diario La Stampa.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.