19:54 › MEDIO ORIENTE

El ataque a Siria se negocia en el Congreso norteamericano

El presidente Barack Obama mantuvo una reunión con el senador republicano John McCain, exrival presidencial y crítico asiduo del mandatario norteamericano, para analizar el aval que le pidió al Congreso para intervenir militarmente en el país gobernado por Bashar Al Assad. Tras el encuentro, McCain dijo que sería "catastrófico" que el Congreso no apruebe el ataque. En tanto, el presidente ruso Vladimir Putin envió una delegación parlamentaria a Estados Unidos para persuadir a sus colegas de no avanzar con la acción militar.

Tras el anuncio del sábado del presidente Obama, McCain pasó a ser el político clave para obtener el aval del Congreso. Por eso el mandatario, quien ya ha ordenado el desplazamiento hacia el este del Mar Mediterráneo de cinco destructores equipados con misiles guiados, se reunió con uno de los líderes republicanos en el Congreso, que además viene pidiendo la intervención de Estados Unidos en Siria desde hace meses.

"Socavaría la credibilidad de los Estados Unidos de América y del presidente de los Estados Unidos. Nadie de nosotros quiere eso", dijo McCain tras reunirse con Obama, en un claro respaldo al ataque a Siria. Junto al también senador republicano Lindsey Graham, manifestó que se está cristalizando una estrategia que no sólo le restará fuerzas al régimen sirio, sino que se tratará de "un plan muy sólido para reactivar a la oposición".

La semana pasada, 53 legisladores demócratas enviaron una carta a Obama instándole a que, como lo estipula la Constitución, pida la autorización del Congreso ante cualquier acción bélica contra el régimen sirio. Por su parte, el representante republicano Scott Rigell, de Virginia, en una carta avalada por 140 legisladores incluidos 21 demócratas, advirtió a Obama de que "el interés nacional" por sí sólo no es suficiente para una acción militar sin la aprobación del Congreso.

En tanto, Vladimir Putin consideró "muy oportuna y acertada" la decisión de enviar una delegación de congresistas a dialogar con sus pares norteamericanos. "Efectivamente, para entenderse mejor no hay otro camino que abrir un diálogo directo con argumentos y exponiendo posturas", sostuvo el mandatario ruso. La presidenta del Senado ruso, Valentina Matviyenko, indicó: "Esperemos que nuestros colegas del Congreso estadounidense acepten nuestra iniciativa. Siempre es mejor el diálogo, que su ausencia". Matviyenko resaltó que, según las encuestas, la gran mayoría de los norteamericanos rechaza categóricamente un ataque de su país contra Siria, por lo que se mostró confiada en que el Congreso rechazará los planes militares contra el país árabe.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.