13:57 › TRAS LAS REJAS RUSAS

Putin: "Los voluntarios de Greenpeace no son piratas"

El presidente ruso, Vladimir Putin, reconoció que los cargos contra los 30 ecologistas, entre ellos dos argentinos, que quedaron formalmente detenidos ayer en Murmansk, Rusia, no deben ser por "piratería en grupo organizado", lo que significaría penas de hasta 15 años, por lo que pidió penas moderadas por violar las leyes internacionales con su reciente acción de protesta en el Ártico.

Los ecologistas querían colgar un cartel en la plataforma del mar de Pecora para protestar por unas perforaciones previstas por la estatal Gazprom, pero Putin consideró que "formalmente, intentaron ocupar una plataforma petrolera" por lo que los acusó a los activistas de violar las leyes internacionales.

Además, el mandatario ruso apuntó contra Greenpeace porque la acción puso en peligro la salud y la vida de muchas personas y lanzó: "¿Realmente las acciones de propaganda tienen que tener estas graves consecuencias?". Las fuerzas de seguridad "no sabían si no se trataba de terroristas que, ocultos tras Greenpeace, estaban intentando tomar la plataforma", insistió el jefe de Estado y le solicitó a la organización ecologista presentar sus reclamos en las conferencias internacionales y no "atacando plataformas o barcos".

Las autoridades rusas detuvieron formalmente a los activistas durante 48 horas en la ciudad de Murmansk, en el norte de Rusia, pero según Grenpeace no se encuentran en prisión preventiva. La organización rechaza las acusaciones y acusa a las autoridades de actuación ilegal, al negar a diplomáticos y abogados el acceso a los detenidos.

El cónsul argentino Jorge Zobenica se trasladó ayer al puerto de Murmansk y pudo reunirse con los dos activistas argentinos detenidos, Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi. "Todo es normal, solamente que la tripulación está asustada", señaló el cónsul. El primer encuentro se produjo el martes a bordo del propio "Arctic Sunrise" y hoy el segundo ya en tierra.

Los ecologistas acusan a Rusia de poner en peligro el Ártico con las perforaciones de crudo y las exploraciones de campos de gas. Rusia considera una gran parte del suelo marino ártico como una prolongación natural de su tierra firme y por eso considera que tiene derecho a la extracción de sus materias primas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.