14:05 › EL ARZOBISPO TUCUMANO DIJO QUE EL VIERNES HABíA FIRMADO LA AUTORIZACIóN PARA EL TRASLADO DEL CURA JUAN VIROCHE

"Estaba angustiado, deprimido, con miedo y amenazado"

El azobispo de Tucumán, Alfredo Zecca, aseguró que el sacerdote Juan Viroche, hallado ayer ahorcado en una iglesia de la localidad de La Florida, le manifestó la semana pasada que estaba "angustiado, deprimido y con miedo" y que textualmente le dijo: "Quiero irme de la parroquia porque estoy amenazado".

Zecca dijo que es "absolutamente falso" que no haya acompañado al sacerdote. "Con el padre Viroche he tenido una actitud paternal y un trato absolutamente fraterno", se defendió el monseñor. En declaraciones a la prensa, el arzobispo relató: "Me dijo que se quería ir de la parroquia porque estaba amenazado. Yo le dije 'no te preocupes, andate'".

Al respecto, el abogado del Arzobispado de Tucumán, Facundo Maggio, aseguró que Viroche había sido oficialmente notificado de su traslado el pasado viernes, ya que él mismo había requerido ser asignado a otro sitio debido a que "sentía ciertas presiones por un trabajo que realizaba con la comunidad".

En tanto, el fiscal general de Tucumán, Gustavo Gómez, ratificó que no cree que la muerte del párroco haya sido un suicidio y expresó que no le parece "un disparate" que se haya hecho mal la autopsia de forma intencional.

"Yo no creo que esto haya sido un suicidio. No coincido con esa hipótesis porque quienes hemos conocido el trabajo del padre, quien conoce el lugar donde el padre trabaja, quien habla con los vecinos con los que el padre ha trabajado se da cuenta que acá no hubo ningún suicidio", consideró el fiscal.

El fiscal también dijo que descree de las versiones que indican que el cura tenía una relación con una mujer a la que dejó embarazada, situación por la que se sentía presionado, al considerar "siempre se trata de ensuciar a la víctima".

En declaraciones a radio La Red, Gómez recordó que el sacerdote "este domingo entregaba su parroquia porque le había pedido al Obispo (de Tucumán) que lo trasladen porque tenía miedo que lo maten". El fiscal general también aseguró que sabía de las amenazas que padecía el religioso y hasta sostuvo que un colega del párraco le había pedido que lo recibiera en la Fiscalía, reunión que no llegó a concretarse.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.