00:00 › EMPATARON 1 A 1

Lanús igualó con Boca y es campeón del Apertura

El "Granate" consiguió por primera vez en su historia un título en la máxima categoría. El empate 1-1 con Boca, con tantos marcados por Sand y Palermo, le permitió a los dirigidos por Cabrero dar la vuelta olímpica en La Bombonera. Tras celebrar su gran hazaña en La Bombonera, los jugadores de Lanús se dirigieron al estadio de su equipo, donde festejan junto a más de 25.000 simpatizantes la obtención del título.

Lanús igualó 1-1 con Boca, en La Bombonera, y se consagró campeón del torneo Apertura, por primera vez consigue el título en la máxima categoría del fútbol argentino.

Veinticinco mil hinchas de Lanús que no pudieron estar presentes en la Bombonera, colmaron su estadio para presenciar el encuentro ante Boca Juniors en una pantalla gigante y festejaron en forma frenética y alocada el primer título en la historia del equipo del Sur.

Durante el partido, José Sand puso en ventaja al Granate en el primer tiempo y en la parte final igualó Martín Palermo. En Boca se fue expulsado Fabián Vargas, pocos minutos después de que el delantero consiguiera el empate.

Como Tigre no ganó (perdió con Argentinos Juniors) cualquier resultado le servía a Lanús para ser campeón.

Lanús salió a jugar el partido como prometió su entrenador, Ramón Cabrero, buscando la victoria desde el inicio, tratando de acorralar a Boca contra su arco, más allá de que en ese inicio sólo inquietó con tibios envíos en forma de centro al área, que controló sin problemas Mauricio Caranta o bien rechazaron sin problemas los defensores del local.

Por su parte, el equipo de Miguel Russo se paró claramente para jugar de contra, apostando al pelotazo largo, que en el arranque del partido no le generó inconvenientes a la defensa del Granate.

Con el correr de los minutos Lanús se quedó en el intento, pese a que seguía buscando, pero sin profundidad y abusando de los pelotazos para José Sand, a quien no le llegaba juego limpio como para poder sacar alguna ventaja.

Por eso el partido pasó a ser malo, aburrido, sin emociones, sin situaciones claras de gol y la tensión sólo pasaba por saber lo que sucedía en la cancha de Argentinos Juniors con el partido de Tigre.

La primera situación de gol fue para Boca y la tuvo en su pies el uruguayo Carlos Bueno, quien quedó solo, mano a mano, con Carlos Bossio, luego de que Martín Palermo peinara un pelota, pero el delantero remató por arriba del travesaño, para mal de todos los hinchas de Tigre, que ya se preparaban para gritar.

Después de esa situación clara para los xeneizes llegó lo mejor de Lanús en la primera etapa, aunque fallando en el último toque y por eso no pudo concretar todo lo bueno que comenzaron a generar Diego Valeri, Sebastián Blanco y Lautaro Acosta.

Cuando mejor jugaba Lanús en el partido llegó la apertura del marcador: corner desde la derecha ejecutado por Valeri, aparición de Sand por el centro del área, con la cabeza, y a cobrar y a gritar. El Granate pasaba al frente y se aseguraba más que nunca en la tarde del domingo el título.

Boca intentó una reacción pero no tuvo tiempo y se fueron al descanso con la victoria parcial de Lanús, que provocó el delirio de todos los Granates y la frustración de todo Tigre.

El comienzo del segundo tiempo fue un calco del arranque del primero, porque otra vez Lanús tuvo el protagonismo del juego, sin generar peligro, aunque esta vez con Boca jugando de contra porque los de Cabrero lo sorprendieron con la postura de no replegarse.

Boca creció en el juego, con Bueno perdiendo goles, pero en la contra Lanús pudo liquidarlo en varias oportunidades, aunque la tranquilidad de los hinchas del Granate llegó cuando desde La Paternal se supo que Argentinos le pasaba a ganar a Tigre y con cualquier resultados los de Cabrero daría la soñada vuelta olímpica.

Pero Lanús no podía consagrarse sin sufrir y el sufrimiento llegó con el tanto marcado por Martín Palermo, quien no falló cuando se encontró con una pelota picando dentro del área para establecer el 1-1.

El descuento de Boca tuvo enseguida un sabor amargo para los de Russo, porque el árbitro Sergio Pezzota expulsó a Fabián Vargas y con uno menos se hizo todo más complicado para los xeneizes, teniendo en cuenta el desgaste del partido y del calor sofocante que se vivió en Buenos Aires durante todo el domingo.

Sobre el final del partido Lanús tuvo varias situaciones claras para ganar, pero no pudo definir todo lo bueno que hizo, pero eso a nadie le importó porque el empate y la derrota de Tigre lo consagraron como el nuevo campeón del fútbol argentino.

Síntesis del partido:

Boca Juniors: Mauricio Caranta; Jonathan Maidana, Matías Silvestre, Gabriel Paletta y Juan Krupoviesa; Pablo Ledesma, Nicolás Bertolo, Fabián Vargas, Alvaro González; Carlos Bueno y Martín Palermo. DT: Miguel Angel Russo.

Lanús: Carlos Bossio; Rodolfo Graieb, Walter Ribonetto, Santiago Hoyos y Maximiliano Velázquez; Sebastián Blanco, Agustín Pelletieri, Matías Fritzler y Diego Valeri; Lautaro Acosta y José Sand. DT: Ramón Cabrero.

Gol en el primer tiempo: 38m. José Sand (L).

Gol en el segundo tiempo: 21m. Martín Palermo (B).

Cambios en el segundo tiempo: 9m. Jesús Dátolo por Nicolás Bertolo (B) y Leandro Gracián por Alvaro González (B), 19m. Mauro Boselli por Carlos Bueno (B), 40m. Nelson Benítez por Maximiliano Velásquez (L), 44m. Sebastián Salomón por Diego Valeri (L).

Incidencias: A los 25m. del segundo tiempo fue expulsado Fabián Vargas (B).

Árbitro: Sergio Pezzotta.

Estadio: Boca.

Fuente: Télam

Compartir: 

Twitter
 

El goleador, José Sand en un festejo especial.
Imagen: Télam
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.