UNIVERSIDAD › LA TOMA EN LAS TRES SEDES DE LA FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES

Por el sueño del edificio propio

Un grupo de profesores y el decano propusieron a los estudiantes una movilización para el lunes, cuando ingrese la ley de Presupuesto en el Congreso. Los alumnos definían en asamblea si seguían con la toma.

 Por Julián Bruschtein


“Pase y vea... si se anima”, dice un cartel en la puerta de la Facultad de Ciencias Sociales al lado del que anuncia “Facultad Tomada”. Sumado al paro docente, los estudiantes mantienen la toma en las tres sedes, Santiago del Estero, Ramos Mejía y Marcelo T. de Alvear, en reclamo por la emergencia edilicia y por el edificio único al que todavía le falta una segunda etapa para que pueda ser utilizado y, de esa forma, terminar con la atomización de las cursadas. Un grupo de profesores y el decano propusieron a los estudiantes una movilización para el lunes, cuando ingrese la ley de Presupuesto en el Congreso. Al cierre de esta edición definían si continuaban con la medida.

En el frente del edificio de la Facultad de Ciencias Sociales, en Marcelo T. de Alvear, los alumnos se juntan a la espera de que quienes están en la organización de la toma les avisen dónde será la clase. “La materia de Rossi se cursa en el estacionamiento”, anuncia la voz metálica femenina que emite del megáfono. A un costado de la puerta de ingreso, bancos y sillas contienen a algunos alumnos que charlan y toman mate debajo del mural presidido por la leyenda “Triplicación del presupuesto, YA!!” en el que se pueden leer los apellidos del rector de la UBA, (Rubén) Hallú, del decano de la facultad, (Federico) Schuster, y del ex presidente (Néstor) Kirchner, cayendo a una hoguera.

“Hizo crack, crack, el techo al final”, dice la inscripción que parafrasea una canción de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, acomodada a la denuncia hecha por los estudiantes sobre la caída del marco de la puerta de un baño en la cabeza de una alumna, y que fue uno de los disparadores del conflicto. “Tenemos un parcial y estamos esperando que llegue el profesor para que le asignen un lugar para dar la clase”, explicó con cara de fastidio Clara, estudiante de Relaciones del Trabajo. Su compañera Jesica apunta que “los alumnos de Sociología están de acuerdo con la toma y los de Relaciones de Trabajo, no. Es un poco desesperante venir hasta acá y enterarte en la puerta de que no vas a tener clases”. Mientras esperan al docente, se escucha a través de un amplificador a un estudiante buscando “voluntarios para lavar los platos que quedaron de ayer”.

Los alumnos vienen de mantener la ocupación del edificio durante casi toda la semana pasada y el conflicto aparenta no resolverse de aquí a poco. El martes pasado el decano Schuster citó a los representantes estudiantiles para acercarles un documento firmado por docentes de la facultad en el que se les propuso realizar “una marcha al Congreso el lunes, cuando los diputados comiencen a tratar el presupuesto del año que viene”, aseguró Schuster a Página/12. El problema que aqueja a la facultad “no es nuevo, viene de muchos años atrás. Se aguantó en base al sueño del edificio propio, pero se llegó a un punto de saturación de las condiciones de estudio y de trabajo”, agregó el funcionario académico.

En la última reunión del Consejo Superior de la UBA, los estudiantes marcharon a la mañana para reclamar frente al órgano máximo de la casa de estudios por la situación de la facultad. Pero al llegar se encontraron con un vallado policial que les impidió el acceso al edificio. Allí, “se decidió que entrara el decano y nuestra consejera estudiantil (Malena Solesio-PO) para pedir que se nos permitiera el ingreso”. Finalmente no accedieron a la petición y Schuster y Solesio se retiraron tal como habían acordado con los estudiantes. En la misma sesión el rector Hallú informó que la Dirección de Compras y Licitaciones envió al Boletín Oficial el martes el pedido de publicación de la licitación pública, que aparecerá impreso el lunes.

Mientras los estudiantes seguían con su protesta y se preparaban para realizar una asamblea de las tres sedes en el edificio que será el que los unifique, en Santiago del Estero al 1000 Schuster aseguró que, además de continuar pidiendo partidas especiales para este año, el lunes habrá una “movilización a partir de las 18. Están invitadas todas las expresiones que integran la UBA y el objetivo es hacerles un llamado de atención a los diputados para que evalúen el presupuesto elaborado por el Consejo Superior de la UBA, que es absolutamente sensato y razonable. Si seguimos así se les está haciendo mucho daño a las universidades públicas”.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared