UNIVERSIDAD › LOS PREPARATIVOS DE LA SESION PARA ELEGIR AL RECTOR DE LA UBA, EL PROXIMO LUNES

Las jugadas antes de la asamblea

La izquierda estudiantil presentó un recurso de amparo para que se suspenda el encuentro y advirtió que, si no, se movilizará para impedirlo. El rectorado analiza cambiar la sede y ya prevé un segundo intento para el viernes 18.

 Por Julián Bruschtein

Mientras las autoridades de la UBA organizan los últimos detalles para poder realizar la asamblea prevista el lunes para elegir al rector, la federación estudiantil, con apoyo de sectores docentes, elevó un recurso de amparo a la Justicia y hoy hará una nueva presentación, con el objetivo de que se suspenda el cónclave convocado en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Desde el rectorado, los funcionarios consultados consideraron que “no tiene asidero” la medida cautelar solicitada por los alumnos. Ante una posible toma estudiantil del colegio, las autoridades definirán hoy si cambian de sede. Si la asamblea llega a suspenderse, ya se resolvió que habrá un segundo intento el viernes 18.

El actual rector, Ruben Hallu, cuenta con las adhesiones necesarias para ser reelecto el lunes, con apoyo de los sectores de mayoría radical y peronista. La única incógnita abierta es si podrán sesionar los 236 asambleístas –representantes de profesores, alumnos y graduados de todas las facultades– ante la protesta que prepara la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA). La izquierda estudiantil y parte de la comunidad académica plantean que la asamblea es “antiestatutaria e ilegal”, porque fue convocada con anticipación al mandato de los consejeros –asumen en marzo– y por la “imposibilidad de tratar otros temas al margen de la elección del rector, como la reforma del estatuto en los artículos del cogobierno”, según dijo el presidente de la FUBA, Cristian Henkel (PO).

Para enfrentar una posible toma del Nacional de Buenos Aires, como ocurrió repetidas veces en 2006, el Consejo Superior de la UBA facultó a Hallu a modificar la sede de la asamblea. Pero el cambio del lugar debe notificarse con antelación al encuentro. Por eso, hoy, funcionarios del rectorado analizarán junto con la policía, que custodiará la sesión, si conviene o no dejar el Nacional de Buenos Aires.

Los estudiantes presentaron anteayer una medida cautelar ante la Justicia, con la firma de más de sesenta consejeros, para que se suspenda el cónclave universitario. “El adelantamiento de la asamblea vulnera los derechos de representatividad de los actuales consejeros en funciones y otorga esas atribuciones a consejeros que todavía no se han constituido como tales, y se genera de esta forma una dualidad de poder en la universidad”, señalaron en un comunicado. Hoy realizarán una nueva presentación, en la que sumarán firmas de profesores y del gremio docente AGD (Conadu Histórica). También presentaron un recurso de reconsideración ante el rectorado, con fundamentos similares. Además, como informó Página/12 esta semana, la Facultad de Ciencias Sociales rechazó el adelantamiento de la asamblea, considerando que así se impide un debate amplio. Ni Sociales ni Arquitectura eligieron aún a sus nuevos decanos, por lo que no estarán en la asamblea del lunes.

El secretario general de la universidad, Carlos Mas Velez, afirmó que a la UBA “aún no llegó el traslado de la Justicia” por la cautelar solicitada, y agregó que “no tiene asidero” el recurso presentado por los alumnos. “Hasta mañana (por hoy) a la tarde tiene tiempo el rector para confirmar o designar otra sede. Depende de la recomendación policial acerca de las garantías para realizar la asamblea”, aseguró Mas Velez a este diario.

“La presentación está siendo analizada por el área jurídica, pero por lo que se ha visto carece de basamento reglamentario. Está concentrado en el cuestionamiento a la fecha y el estatuto no da definición sobre el tema”, aseguró el secretario general. En contrario, la consejera estudiantil Mariela Solesio (PO) aseguró que el estatuto “no dice claramente la fecha de la realización de la asamblea, pero sí precisa el período ordinario de sesiones del Consejo Superior, que empieza en marzo y finaliza en diciembre”. Igualmente los estudiantes insisten en que “si se convalida la realización de la asamblea, el lunes vamos a movilizarnos al Buenos Aires para impedir que se realice”, señaló el dirigente estudiantil Itaí Hagman, de la agrupación independiente La Mella.

En 2006, las movilizaciones y tomas estudiantiles impidieron cinco veces la elección del rector, que finalmente se realizó en el Congreso, con un fuerte operativo policial. Hace quince días, la FUBA logró suspender las asambleas de profesores y graduados para elegir consejeros superiores, pero finalmente pudieron sesionar hace una semana, tras un cambio de sede a último momento.

Compartir: 

Twitter
 

El rector Hallu cuenta con apoyo para ser reelecto, basado en sectores radicales, peronistas y aliados.
Imagen: DyN
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.