UNIVERSIDAD › LAS ELECCIONES ESTUDIANTILES EN LAS FACULTADES DE LA UBA

La sorpresa se mudó a Medicina

Un frente de izquierda integrado por el PO, el PCR, el MST y otras fuerzas quebró la hegemonía del QRS y alcanzó la conducción del centro de estudiantes de la Facultad de Medicina. La semana previa, otra lista de izquierda había desbancado a Franja en Farmacia.

 Por Adrián Pérez

Después del triunfo del Antídoto (PO) en Farmacia, un nuevo batacazo se produjo en las elecciones para renovar autoridades estudiantiles en la UBA: esta vez fue en la Facultad de Medicina. Tras años de hegemonía, la agrupación QRS –escindida hace una década de Franja Morada– perdió el centro de estudiantes ante una coalición de izquierda formada por el PO, La Corriente (PCR), el MST y 29 de Mayo. El frente se impuso con el 36 por ciento de los votos sobre la alianza entre QRS y los sabbatellistas de RCP, que obtuvo el 30 por ciento. Sobre un padrón de 28 mil estudiantes, unos 7800 alumnos votaron durante la semana pasada en las elecciones no obligatorias.

Detrás se ubicaron Nuevo Espacio (Franja Morada) con el 12 por ciento, Colectivo entre Todos (La Mella, Plan B, Síntesis) con el 9 por ciento, El Gradiente con el 5 por ciento, ECG-Proyecto Sur (Libres del Sur) con el 2 por ciento y los kirchneristas de La Fórmula con el uno por ciento.

Para Luciano Milanesio (PO), presidente electo por El Frente, el triunfo en Medicina “legitima el estudiantazo” que los estudiantes secundarios y de algunas facultades (Filosofía y Letras, Ciencias Sociales) llevaron adelante recientemente. En sintonía con Milanesio, el copresidente de la FUBA, Alejandro Lipcovich (PO), estimó que el recambio evidencia “el efecto del estudiantazo en las elecciones que se dieron en Farmacia, donde se recuperó el centro luego de ser un bastión de la Franja Morada durante 20 años”.

Ante el resultado de la elección, Milanesio aseguró a Página/12 sentir “una mezcla de bronca, tristeza y alegría, de sentimientos encontrados” por lo ocurrido el miércoles pasado, con el asesinato de Mariano Ferreyra por parte de una patota ligada a la Unión Ferroviaria. “Nuestro compromiso es continuar con la lucha que él venía desarrollando y llegar a rendirle el primero de los homenajes, que es este triunfo de recuperar el centro después de años.” A su vez, acusó al QRS de “ser parte de la gestión” de la facultad, haciendo que el centro funcionara como “un apéndice de las autoridades”, hasta que el año pasado “se produjo un divorcio” cuando “no pudieron acordar la repartija de cargos y prebendas”. “Por eso necesitaron conformar una alianza efímera con la agrupación RCP”, dijo.

Por su parte, Efraín Benzaquén, consejero graduado por la minoría, del Espacio Plural, y quien participó del armado del QRS, consideró que el crecimiento del PO en los últimos diez años en la UBA, materializado en la presidencia de la FUBA y en una mayor inserción en los centros de estudiantes, incluso de los colegios secundarios, responde a fenómenos sociales complejos. “Además de sumar nuevos militantes, la gente que antes no se animaba a votarlos, ahora los está eligiendo”, analizó Benzaquén. En diálogo con este diario, estimó que “está claro” que las autoridades de la facultad “querían que ganara el PO”, porque “tienen un acuerdo político que lleva más de un año”, que comenzó “cuando presentamos una lista en graduados y apoyamos a la actual minoría de docentes”. El consejero atribuyó el resultado, además, a “una manipulación de las autoridades” sobre las elecciones. “Aseguraron que la estructura de la facultad estaría a disposición del centro para organizar la elección –dijo–. Cuando finalmente fijamos que las elecciones serían entre el 4 y el 8 de octubre, nos llamaron para decirnos que el centro de estudiantes no iba a contar con el personal no docente para poder realizar la elección. Después de idas y venidas, finalmente se garantizó lo necesario para la elección.”

El QRS conducía el centro de Medicina desde hace nueve años. Antes, la conducción había estado en manos de Franja Morada, hasta que los dirigentes de la facultad rompieron con la agrupación radical, disconformes con el gobierno de la Alianza.

El nuevo presidente del centro estudiantil, Luciano Milanesio, adelantó que a partir de la nueva gestión darán “una lucha incansable” para derogar los “convenios macristas” con los hospitales públicos, porque esos convenios hacen que los cupos destinados a los estudiantes de la universidad pública sean ocupados por estudiantes de las universidades privadas, una situación por la que protestó la propia facultad hace dos años. Milanesio ratificó que “el centro va a estar al calor de la lucha y la organización del movimiento estudiantil, en defensa de la educación y la salud pública”, y remarcó sobre el asesinato de Mariano Ferreyra: “No vamos a parar hasta que los culpables terminen en la cárcel”.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • LAS ELECCIONES ESTUDIANTILES EN LAS FACULTADES DE LA UBA
    La sorpresa se mudó a Medicina
    Por Adrián Pérez

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.