CARTAS DE LECTORES

Vivir en Buenos Aires

Son las 9 AM del 5 de agosto en la plaza que alberga al Museo de Bellas Artes. En su parte posterior el comercio Modena Design organiza una carrera de autos de lujo. ¡Cómo brillan las lustrosas carrocerías de las Ferrari, de los Porsche, de los Mercedes Benz! ¡Qué elegancia la de los conductores y acompañantes! Un móvil de la Policía Federal asegura que nadie perturbe el normal desarrollo de la largada, con los coches estacionados sobre la vereda (¿pública?) y lanzados a más de 100 km/h. Qué contentos debiéramos estar los que manejando automóviles o bicicletas o a pie podemos apreciar la habilidad de los intrépidos conductores para correr entre el tránsito normal sin chocarnos ni atropellarnos, reconocemos que no es fácil. Qué bien que hace la PFA en poner nuestra integridad física en manos de los sesudos corredores. Tal vez el sábado que viene organicen un reparto de armas de fuego entre los chimpancés del zoológico. Para completar el paisaje, elegantes damas y atildados caballeros hacen defecar sus primorosos perros en el césped y en la vereda, ante la ausencia de la llamada Guardia Urbana, que si bien no está para asegurarnos espacios ciudadanos dignos seguramente está en algún ítem del presupuesto del GCBA. Todo esto ante la mirada indiferente de familias enteras que se apretujan con sus despojos atrás de una pared del museo para pernoctar “protegidos”. Los mayores ya saben que esta sociedad que no encuentra vías para proporcionarles techo, abrigo, un baño, siempre encontrará los medios para garantizar la fiesta de los poderosos... Pero ¿quién se lo explica a los pibes?

Eduardo Dvorkin

D.N.I. Nº 8.511.754

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.