CULTURA DIGITAL › LA RED SOCIAL PARA PROFESIONALES LANZA LA APLICACIóN SIGNAL

LinkedIn, una red de relaciones siempre tensa

“Las relaciones importan”, dice el slogan de la red social pensada para profesionales. Argentina es uno de los tres países que más rápido ha crecido en los últimos meses.

 Por Mariano Blejman

Desde San Francisco

Tal vez la red social para profesionales LinkedIn.com demuestre finalmente que la teoría de los “Seis grados de separación”, pergeñada por el húngaro Frigyes Karinthy en 1929, es correcta. La teoría –que fue popularizada por una obra escrita por John Guare– presuponía que la distancia que hay entre un ser humano y cualquier otro ser humano del planeta no es mayor a seis personas: es decir, seguramente uno llegará a la persona que quiere llegar a través de un máximo de seis personas. El asunto es que –sobre todo en el mundo de los negocios– generalmente es difícil saber exactamente por qué persona empezar a buscar las conexiones, o presuponer cuáles pueden ser las conexiones reales de una persona.

Ahora bien, la teoría de los “Seis grados de separación” podría tener una demostración empírica y un uso práctico a través de esta red social: LinkedIn.com interconecta a más de 80 millones de profesionales en el mundo, y ha incorporado en los últimos meses un nuevo profesional por segundo, algo así como un millón de nuevos usuarios por semana. LinkedIn es una red social pensada para profesionales, que –según datos suministrados por la propia empresa– son cerca de 500 millones en el mundo. “Todavía hay un largo camino por recorrer”, dice el argentino Esteban Kozak, gerente de productos de la empresa cuyo slogan dice “las relaciones importan” y está asentada en Mountain View, a unas pocas millas de Google, cerca de San Francisco. Se sabe, las relaciones importan.

“Cada persona es una marca. LinkedIn es una forma de mejorar la imagen de esa marca y capitalizar las relaciones que una persona hace en su ambiente de trabajo”, dice Kozak, quien recibe a Página/12 en las oficinas de la red social, imbuida en el “espíritu Google”, espacios cómodos, barra libre, sala de juegos, el mundo en sus manos. Este argentino asentado en el Silicon Valley desde hace una década asegura que “la cantidad de contenido generado por los usuarios crece diez veces más rápido que el número de usuarios”. Kozak –quien hace unas semanas presentó la aplicación Signal (ver Dedos)– es un típico caso de ascenso social en el corazón del capitalismo: se fue a estudiar a Estados Unidos y cuando estaba por volverse puso un aviso en Craigslist, su casilla de correo se le llenó de ofertas y llegó al corazón del negocio de las start-up a fines de los ’90. Luego pasó por el laboratorio de Xerox Palo Alto Research Center, compró una patente de personalización de RSS para desarrollar una empresa, que fue comprada por Yahoo. De allí, pasó a E-bay y hace tres años que defiende la camiseta de LinkedIn, la empresa fundada por el hiperocupado Reid Hoffman, también fundador de Paypal, entre otra veintena de nuevas compañías para Internet.

Como LinkedIn es una empresa que no cotiza en Bolsa, sus dueños no se ven obligados a dar información sobre la cantidad de usuarios repartidos por países. Sin embargo, se sabe que tiene cerca de 48 millones de visitas únicas mensuales, casi la mitad dentro de Estados Unidos. “Argentina es uno de los tres países que está creciendo más rápido en el mundo”, dice Kozak, aunque pone por delante a la India y Brasil. “Desde que abrimos en Brasil, el crecimiento ha sido impresionante”, asegura Kozak, y adelanta que piensan instalarse en algún país de Sudamérica (¿Brasil?). Por lo pronto, LinkedIn ya tiene oficinas en Australia, India, Canadá, Holanda, Irlanda e Inglaterra. El crecimiento de la red social, sin embargo, no se debe a una gran campaña de marketing, sino al llamado “marketing de guerrillas”, focalizando la información en algunos blogs de periodistas específicos y apostando al crecimiento viral.

Como se dijo, Kozak cree que “los individuos son marcas”, al menos en lo que refiere al mundo laboral. Y LinkedIn ofrece una plataforma para desarrollar esa marca y crear una red de contactos que ofrezcan una mejor exposición. “El sitio es muy efectivo para conseguir trabajo, para buscar una fuente o estar en contacto con el ambiente laboral”, dice Kozak. Uno de los mayores valores de LinkedIn está, sin embargo, en su modelo de negocio. No sólo vive de la publicidad (el principal método de ingreso en corporaciones como Google o Facebook), sino que ha desarrollado una herramienta que le sirve a las corporaciones para reclutar gente basada en la filosofía del “candidato pasivo”. ¿Cómo funciona el sistema? En el agresivo mundo de las corporaciones de tecnología, “el mejor candidato que se puede reclutar para una empresa hoy tiene trabajo. La idea fue desarrollar una herramienta para encontrar y reclutar a esas personas que están trabajando y son los mejores en cualquier función. Hemos creado una forma de atraer a la mejor gente disponible: los mejores profesionales merecen las mejores ofertas”, sorprende. La tercera forma que tiene LinkedIn para recibir ingresos está en las herramientas desarrolladas para facilitar las tareas de los usuarios finales (aquellos que en otra época se llamaban ciudadanos) para darle visibilidad frente a las empresas y facilitar la forma de buscar contactos. ¿Qué no pondría en LinkedIn?, le pregunta este cronista a Kozak, poco antes de terminar la charla: “Todo lo que uno pone en Face-book, jamás lo pondría en LinkedIn. Hay que mantener la vida profesional separada de la vida social”.

[email protected]
twitter: @cult_digital

Compartir: 

Twitter
 

Esteban Kozak, gerente de productos de LinkedIn, en la presentación de la nueva aplicación Signal.
 
CULTURA DIGITAL
 indice
  • LA RED SOCIAL PARA PROFESIONALES LANZA LA APLICACIóN SIGNAL
    LinkedIn, una red de relaciones siempre tensa
    Por Mariano Blejman
  • DEDOS > LANZAMIENTOS - GADGETS - NOTICIAS
    Signal: hay vida en LinkedIn

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.