EL PAíS › EL PRINCIPAL ACUSADO DEL ASESINATO DE FERREYRA PIDIó AMPLIAR SU DECLARACIóN

Favale dijo que quiere hablar

La jueza Wilma López tiene que decidir cuándo le tomará testimonio al detenido Cristian Favale, señalado por testigos como el autor del disparo que asesinó al militante del Partido Obrero en el marco de la protesta por los tercerizados del ferrocarril Roca.

 Por Raúl Kollmann

Cristian “Harry” Favale, presunto autor material del asesinato de Mariano Ferreyra, el militante del Partido Obrero (PO), le pidió ayer a la jueza Wilma López la ampliación de su indagatoria. En su momento, Favale declaró por unos 15 minutos, en los que alcanzó a inculpar a otro integrante de la patota, Gabriel “El Payaso” Sánchez, pero después tuvo una crisis nerviosa e interrumpió su exposición. La situación de Favale en la causa es más que comprometida: cinco testigos lo señalan como el hombre que disparó y produjo la muerte de Ferreyra, además de lesiones gravísimas en otros tres asistentes a la marcha de tercerizados del Ferrocarril Roca. Anoche, la jueza López no había decidido todavía el momento de la nueva indagatoria y tampoco si prorroga o levanta el secreto de sumario que vence hoy. Todo indica que Favale será procesado por homicidio agravado por la participación de dos o más personas.

En principio, la magistrada tenía la decisión de resolver a lo largo de esta semana la situación procesal de todos los detenidos. La investigación que encabezó la fiscal Cristina Caamaño permitió llegar a la conclusión, casi indudable, de que Harry fue el que disparó. En forma pública lo afirmó Víctor Amarilla, un militante de Convergencia Socialista que participó de la movilización; otro detenido contó que vio a Mariano caer y que los tiros vinieron del lugar en el que estaba Favale; hay testimonios que indican que el barrabrava se ufanó en los talleres de Remedios de Escalada de haber matado a Ferreyra y, además, hay un arrepentido que también declaró en su contra. Según pudo establecer este diario, del expediente surge que llevaba armas más de uno de los integrantes de la patota de la Unión Ferroviaria e incluso no habría sido sólo Favale el que disparó. Sin embargo, por ahora eso no surge de las pericias que está haciendo la Gendarmería. Hasta el momento, los proyectiles analizados corresponden a un único revolver calibre 38, el que habría usado Favale. De todas maneras, las pericias todavía no se terminaron.

Es indudable que la jueza López aceptará el pedido del abogado de Favale, Sergio D’Amico, y se va a fijar la audiencia para que el imputado amplíe su declaración indagatoria. Esto prorroga los plazos, es decir que la jueza podría tomarse otros diez días para resolver la situación de los seis detenidos. También existe la posibilidad de que dicte fallos respecto de algunos de los acusados sin esperar el vencimiento de esos plazos.

La otra vertiente de la causa tiene que ver con los dirigentes de la Unión Ferroviaria. La fiscal Caamaño y la jueza están esperando los informes de los cruces telefónicos y con ese elemento a la vista, sumado a los testimonios sobre las reuniones previas a la represalia contra los tercerizados, tomarán resoluciones sobre los dirigentes. Está claro que los barrabravas fueron convocados por Pablo Díaz, quien aparece por ahora al mando de la patota que la emprendió a tiros contra los tercerizados. Falta saber si la organización de la represalia se planeó en la conducción de la Unión Ferroviaria.

Compartir: 

Twitter
 

Cristian Favale fue convocado por el dirigente de la UF Pablo Díaz, también detenido.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.