EL PAíS › OFICIALISMO Y OPOSICIóN TIENEN PLANES DIFERENTES EN DIPUTADOS

Cada cual prepara su sesión

El oficialismo quiere jugar sus cartas convocando a una sesión especial para tratar el Presupuesto 2011 esta semana. En cambio, la oposición pretende desempolvar proyectos postergados como el del Indec.

 Por Miguel Jorquera

Oficialistas y opositores tienen planes diferentes para mañana en la Cámara de Diputados, en medio de un panorama todavía incierto. El Frente para la Victoria está dispuesto a jugarse a suerte y verdad en una sesión especial para tratar el Presupuesto 2011, pero hasta ayer por la noche no había formalizado el pedido. El conglomerado opositor, en cambio, ya pidió su propia sesión especial para las 10, en la que propone llevar al recinto un temario de varios de sus proyectos postergados, como la reforma del Indec, aunque la CC no rubricó la convocatoria y recién hoy definirá su postura en una reunión de bloque que presidirá Elisa Carrió.

Los diputados K están decididos a no demorar más el tratamiento del Presupuesto, aunque no tienen garantizado el número necesario para aprobar el cálculo de ingresos y egresos que el Gobierno estimó para el año próximo. El Frente para la Victoria logró reunir las firmas suficientes para sacar dictamen de mayoría a favor del proyecto presentado por el Ejecutivo, pero dependerá de la postura que algunos bloques opositores adopten en el recinto (ver más información en página 17).

Dispuesto a jugarse a suerte o verdad, el oficialismo le puso fecha al tratamiento del Presupuesto en la Cámara baja: el miércoles 10 de noviembre. La convocatoria sería a través de una sesión especial para separar el debate de otras iniciativas opositoras. Lo que obligaría al bloque oficialista a trabajar para reunir quórum propio para iniciar la sesión.

Después de unificar un dictamen propio, el núcleo duro anti K –UCR, PJ disidente, CC y PRO– no retacearía su presencia en el recinto porque aspira a modificar el proyecto del Gobierno, como pocas veces pasó en el Congreso. Proyecto Sur también tiene su propia iniciativa sobre el Presupuesto, mientras el socialismo divide opiniones entre quienes proponen la aprobación en general de la propuesta del Ejecutivo y los que quieren rechazarlo.

Sin embargo, el oficialismo no había formalizado hasta ayer por la noche su pedido de sesión especial para dejar un margen de negociación con la oposición en manos del presidente del cuerpo, el jujeño Eduardo Fellner. El oficialismo quiere tratar primero el Presupuesto, luego una sesión acordada para aprobar una serie de proyectos sin observaciones ni disidencias de uno y otro bando y una tercera que quedaría en manos de la oposición con sus propios proyectos, donde sólo darían debate si las bancadas opositoras logran reunir el número de diputados necesarios para sesionar.

Pero la oposición tiene sus propias aspiraciones. Ya realizó el pedido de sesión especial para mañana a las 10 con un temario postergado en varias oportunidades, la mayoría de ellas por falta de acuerdo y coordinación en el conglomerado opositor. La lista incluye la reforma del Indec, el reparto a las provincias del fondo acumulado de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), el aumento en las deducciones personales para el cálculo del pago al impuesto a las ganancias y la suspensión de las ejecuciones hipotecarias anteriores a la implementación de la ley de Emergencia Económica, en 2002. Y a la que la radical Silvana Giúdici incorporó la regulación de la publicidad oficial.

La convocatoria fue rubricada por casi todos los bloques opositores, incluso Proyecto Sur, que quiere tratar la reforma del Indec después de que el resto de las bancadas aceptaran incorporar varios de sus reclamos al dictamen de la oposición.

La única excepción fue la postura asumida por la CC. Los diputados encolumnados con Carrió prefirieron quedar al margen de la convocatoria a la espera de un posible acuerdo con el oficialismo para sesionar en lo que queda del año parlamentario. Lilita decidió, por ahora, sacarle el cuerpo a la búsqueda de acuerdos dentro del Grupo A, donde pusieron muchos de sus esfuerzos, con escasos resultados legislativos.

Varios de sus legisladores opinaban ayer que el Presupuesto todavía no podría llegar al recinto “porque ni siquiera están impresos los distintos dictámenes que se discutirán el recinto”. Aunque la postura de la CC quedó supeditada a la reunión prevista para hoy, donde Carrió retomará las riendas del bloque de diputados tras el retiro en un spa cordobés.

Compartir: 

Twitter
 

Por ahora no hay acuerdo entre los diferentes bloques para la sesión de Diputados de mañana.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.