CIENCIA

Lógica, filosofía y derechos humanos

 Por Pablo M. Jacovkis *

Mañana el profesor Gregorio Klimovsky recibirá su diploma de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires, otorgado por resolución unánime del Consejo Superior. Este doctorado corona una trayectoria en el campo de la lógica matemática y la filosofía de la ciencia que lo transformó en uno de los mayores epistemólogos de América latina. Durante el brillante período de la UBA anterior al golpe de 1966 fue profesor titular de las facultades de Ciencias Exactas y Naturales y de Filosofía y Letras; en 1983 fue el decano normalizador de la primera de ellas, luego profesor en Filosofía y Letras y Ciencias Sociales, y después profesor emérito de la Universidad de Buenos Aires. Su actuación como investigador y docente continúa sin pausa hasta la actualidad: el año pasado publicó (junto con Guillermo Boido) Las desventuras del conocimiento matemático, espléndida complementación de su anterior libro Las desventuras del conocimiento científico, a los cuales hay que agregar varios libros más, artículos, compilaciones, capítulos.

En particular, hay dos puntos en su biografía que deseo enfatizar. Por un lado, su permanente interés por ambas áreas de la ciencia, la de las ciencias exactas y naturales y la de las ciencias sociales y humanas, con lo cual ha contribuido en nuestro país a cubrir, así sea parcialmente, la brecha de comunicación que existe entre ellas, como lo prueban su actuación en facultades tanto de una como de la otra y su calidad de miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina, de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires, y de miembro titular plenario (y fundador) de la Sociedad Argentina de Análisis Filosófico (Sadaf), entre otras.

Por otro lado, no puedo dejar de mencionar su actuación como figura de ejemplar compromiso social, miembro de la Conadep, colaborador de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, interesado siempre en el impacto de la ciencia y de la tecnología en la sociedad y en los problemas éticos subyacentes.

Como ex alumno de Klimovsky, que tuvo ocasión de aprovechar sus clases y disfrutar de ellas hace más de cuarenta años, y como miembro del Consejo Superior que presentó ante dicho cuerpo el pedido su designación como Doctor Honoris Causa de nuestra universidad, me es muy grato invitar cordialmente a todos aquellos interesados al acto en que se le entregará su diploma este próximo jueves.

* Decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CIENCIA
 indice
  • [HTML]RECONOCIMIENTO A GREGORIO KLIMOVSKY
    Con honor y causa
    Por Leonardo Moledo

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.