EL MUNDO › QUIEN ES AHMED SAADAT, EL HOMBRE MAS BUSCADO DE AYER

Acusado de matar a un ministro

 Por Juan Miguel Muñoz *
Desde Jericó

Ahmed Saadat es un elemento en la violencia que se alimenta cada día en tierras palestinas y de Israel desde hace décadas. Como no pocos de sus correligionarios, había vivido 32 años de exilio en varios países árabes. Diputado del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) –el partido marxista integrado en la OLP–, elegido en las elecciones del pasado 25 de enero, sucedió como secretario general de esa formación a Mustafá Zibri, alias Abu Alí Mustafá, cuya muerte provocaría a su vez el asesinato del ministro de Turismo israelí, Rehavam Ze’evi, del que se acusa a Saadat.

Zibri murió como tantos otros dirigentes políticos o militares: dos misiles de la aviación israelí acabaron con su vida el 27 de agosto de 2001 en su oficina de Ramala. Un año después, Israel mató a Mohamed, hermano de Saadat. El asesinato de Alí Mustafá –nombre de guerra con el que fue bautizada la lista electoral del FPLP en los recientes comicios palestinos– condujo a otro crimen. El 17 de octubre de 2001, dos pistoleros acribillaron a Ze’evi a las puertas del hotel de Jerusalén en el que se alojaba con su esposa. Saadat fue acusado de organizar el atentado. La policía palestina lo detuvo el 16 de enero de 2002. Y cuando el ejército israelí mantenía cercado en la Mukata de Ramala a Yasser Arafat, con los tanques apuntando a la oficina del rais, se pactó la entrega del líder del FPLP. El 1º de mayo de ese año fue trasladado a la cárcel de Jericó con una condición: sería custodiado en esa prisión por guardianes británicos y estadounidenses, que ayer abandonaron al recluso a su suerte. Sentenciado por un tribunal militar palestino, el Constitucional declaró nulo el fallo y ordenó su liberación, pero la Autoridad Nacional Palestina se negó. Amnistía Internacional consideró que el juicio no fue justo y que hubiera sido necesario acusarlo formalmente o dejarlo en libertad.

El ministro israelí Rehavam Ze’evi era amigo personal de Ariel Sharon (aún en coma) y militaba en Unión Nacional, uno de los partidos más extremistas del Estado judío. Uno de los puntos esenciales de su programa, con el que comulgaba abiertamente Ze’evi, era la expulsión de todos los palestinos de los territorios ocupados a otros países árabes. Ze’evi –cuya receta para acabar con la segunda Intifada era “buscar los puntos débiles de los palestinos y presionarlos hasta que vengan en cuatro patas a suplicar un alto el fuego”– era apodado Gandhi.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Acusado de matar a un ministro
    Por Juan Miguel Muñoz *
    Desde Jericó
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.